Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Gripe aviar A(H5N1) en el ser humano y aves de corral en Viet Nam

13 de enero de 2004

Los resultados de las pruebas de laboratorio recibidos el domingo han confirmado la presencia de la cepa A(H5N1) del virus de la gripe aviar en muestras procedentes de seres humanos. Las muestras fueron obtenidas en dos niños y un adulto ingresados en un hospital de Hanoi con una enfermedad respiratoria grave. Desde finales de octubre, en los hospitales de Hanoi y de las provincias limítrofes han ingresado 14 personas con enfermedades respiratorias graves. Los casos han ocurrido en 13 niños y un adulto (la madre de un niño fallecido). Hasta la fecha han fallecido 11 de los 13 niños y el adulto.

No se sabe si todos estos casos han sido causados por el mismo patógeno. Por el momento no hay ninguna prueba de que se haya producido transmisión de persona a persona. No hay informes que indiquen que los profesionales de la salud hayan sido infectados. La presencia del virus de la gripe aviar A(H5N1) en muestras de tres de estos casos ha sido confirmada por el Centro Nacional de Gripe en Hong Kong, que es miembro de la Red Mundial OMS para la Vigilancia de la Gripe. También se han enviado muestras al Instituto Nacional Japonés de Enfermedades Infecciosas, otro miembro de la la red de la OMS para la gripe, y se espera recibir los resultados en breve. La OMS está proporcionando apoyo a las autoridades sanitarias vietnamitas en su investigación de los casos y en la prevención de una mayor propagación al ser humano. Normalmente, las cepas del virus de la gripe aviar sólo infectan a las aves.

Los primeros casos de infección humana por el virus de la gripe aviar A(H5N1) se identificaron en Hong Kong en 1997. El virus infectó a 18 personas y causó seis muertes. Posteriormente, los estudios genéticos relacionaron el brote en el ser humano con un brote de gripe aviar muy patogénica en aves de corral. Se cree que el sacrificio inmediato de alrededor de 1,5 millones de aves de corral en Hong Kong evitó un brote mayor en el ser humano.

Otros brotes recientes de gripe aviar en humanos han causado una enfermedad más leve. En Hong Kong, un brote de H5N1 causó en febrero de 2003 dos casos, uno de los cuales falleció. En abril de 2003, un brote de gripe aviar H7N7 causó en los Países Bajos la muerte de un veterinario y una enfermedad leve en 83 personas. En Hong Kong se han producido casos leves de gripe aviar A(H9N2) en niños en 1999 (dos casos) y a mediados de diciembre de 2003 (un caso).

Gripe aviar muy patogénica en aves de corral

La semana pasada se identificó el virus de la gripe aviar A(H5N1) como causa de un brote de gripe aviar muy patogénica en dos provincias meridionales de Viet Nam. Hasta la fecha, el virus, que se propaga rápidamente y produce en los pollos una mortalidad que se acerca al 100%, ha ocasionado la muerte de 40 000 pollos y ha llevado a sacrificar otros 30 000.

En la actualidad todavía no se ha esclarecido plenamente la relación entre los brotes de gripe aviar A(H5N1) en el ser humano y en aves de corral en Viet Nam. La OMS y el Ministerio de Salud de Viet Nam están investigando para identificar la fuente de los casos humanos y averiguar si se ha producido transmisión de persona a persona. La situación también está siendo seguida atentamente por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural del país.

En diciembre de 2003 se produjo un brote de gripe aviar A(H5N1) en Corea del Sur. El lunes, las autoridades japonesas anunciaron que la muerte de 6000 pollos ocurrida en una granja se debía a la infección por la misma cepa del virus. Estos brotes constituyen los primeros casos de gripe aviar en corea del Sur, y los primeros casos en Japón desde 1925.

No se han descrito casos de infección humana por el virus de la gripe aviar en estos dos brotes. La OMS considera todos los casos de transmisión de un virus de la gripe aviar al ser humano como un motivo para reforzar la alerta y la vigilancia. La circulación de virus de la gripe aviar muy patogénicos en un gran número de aves de corral y en un número creciente de países es particularmente preocupante. Los virus de la gripe son muy inestables. La cocirculación de virus animales muy patogénicos y virus humanos podría crear oportunidades para que virus específicos de diferentes especies intercambiaran material genético, generando un nuevo virus de la gripe frente al cual el ser humano dispondría de escasa o nula inmunidad protectora.

Compartir