Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Gripe aviar A(H5N1) en el ser humano en Viet Nam, y en aves de corral en Asia - Actualización Nº 2

16 de enero de 2004

Según se indica en una nota descriptiva publicada ayer, las epidemias de gripe aviar hiperpatógena, recientemente notificadas en algunos países asiáticos, deben ser objeto de una estrecha vigilancia dada su potencial repercusión en la salud humana. Sabemos ya que todas las epidemias aviares hasta ahora notificadas, en la República de Corea, Viet Nam y el Japón, han sido causadas por la cepa H5N1 del virus de la gripe aviar.

A principios de esta semana, las pruebas de laboratorio confirmaron la presencia de la variante H5N1 en muestras obtenidas de tres pacientes hospitalizados con enfermedad respiratoria grave en Hanoi, Viet Nam. Hoy, las pruebas de laboratorio han confirmado la presencia de H5N1 en otra paciente vietnamita. Los cuatro casos confirmados han sido mortales.

Varios otros pacientes con trastornos respiratorios están siendo investigados en Hanoi. Se está aplicando una definición de los casos de gripe aviar en el ser humano para facilitar la detección de los casos nuevos en Viet Nam, y la vigilancia está mejorando como consecuencia de ello.

Aparte de su enorme impacto en las poblaciones de aves, la variante H5N1 presenta unas características que hacen de ella un riesgo muy grave para la salud humana. Se ha comprobado que el virus H5N1 recientemente aislado de las aves asiáticas muta rápidamente y tiene una clara tendencia a adquirir genes de los virus de la gripe que afectan a otras especies.

Es más, la aparición simultánea de brotes extensos y muy letales de H5N1 en poblaciones de aves se considera un fenómeno sin precedentes. La OMS está preocupada pues cree que ello parece indicar que la cepa H5N1 está arraigando entre las aves en esa parte del mundo. Dadas las dificultades que entraña la implantación de una vigilancia integral para detectar todos los casos en las especies de aves, es posible que por ahora no podamos apreciar claramente la verdadera incidencia geográfica de la epidemia aviar.

El brote de Viet Nam resulta especialmente inquietante pues refleja la confluencia de muchas condiciones que se sabe que han favorecido el comienzo de las pandemias de gripe en el pasado. La primera de ellas es la cocirculación de virus de la gripe humana y de una cepa aviar propensa a mutar y de alto poder patógeno. H5N1 había causado una enfermedad grave con alta letalidad en seres humanos en dos ocasiones en el pasado reciente, y en las últimas tres semanas ha vuelto a hacerlo.

Las epidemias extendidas en las aves aumentan las oportunidades de exposición humana, y el aumento del número de infecciones humanas aumenta a su vez las oportunidades de intercambio de material genético entre las cepas que afectan a las aves y las que afectan al hombre. Si surge como resultado un nuevo subtipo viral, y si ese virus es capaz de difundirse fácil y sosteniblemente de una persona a otra, se habrán reunido las condiciones para el comienzo de una pandemia de gripe.

La variante H5N1 aislada de los casos humanos mortales en Viet Nam fue secuenciada parcialmente a comienzos de esta semana. Todos los genes son de origen aviar, lo que indica que el virus todavía no ha adquirido genes del virus de la gripe humana. La adquisición de esos genes aumenta la probabilidad de que un virus de origen aviar se transmita fácilmente entre las personas.

En respuesta a esos motivos de preocupación, la OMS y sus asociados han intensificado las actividades necesarias para alcanzar tres objetivos primordiales: reducir la mortalidad y morbilidad por H5N1 en el ser humano, reducir las posibilidades de que se produzca una nueva pandemia de gripe, e iniciar urgentemente las investigaciones internacionales y nacionales necesarias. El seguimiento de líneas específicas de investigación permitirá realizar una mejor evaluación científica de la repercusión de las epidemias aviares para la salud humana en los países afectados, y posiblemente en otros lugares.

Laboratorios de la red mundial OMS de vigilancia de la gripe han empezado ya a estudiar a nivel molecular los virus aislados de las aves infectadas en los diferentes países, así como los procedentes de los casos humanos. Ese trabajo de "detective molecular" ayudará a identificar el origen de los virus actualmente circulantes y a determinar la posible relación entre ellos, lo cual nos permitirá entender mejor cómo están evolucionando los virus.

A pesar de su gravedad, la OMS cree que es posible controlar el brote actual en el hombre, a condición de que se tomen medidas decisivas para eliminar el reservorio animal que origina las infecciones humanas. Se ha intensificado la vigilancia de las enfermedades respiratorias humanas en esa parte del mundo, y la OMS ha alertado a los países respecto a la necesidad de intensificar la vigilancia de las infecciones animales. El sacrificio de las poblaciones de aves de corral infectadas o posiblemente expuestas es una medida de control habitual que se ha revelado eficaz en el pasado para detener las epidemias de gripe aviar en varios países.

H5N1 es el único de los 15 subtipos de la gripe aviar que ha causado hasta ahora brotes graves en el ser humano. En Hong Kong, en 1997, este subtipo hizo enfermar a 18 personas, de las que seis murieron. En febrero de 2003, H5N1 infectó a dos personas, una de las cuales falleció.

En 1999 y 2003 se documentaron tres casos de infección humana por otros subtipos aviares, H7N7 y H9N2, que sin embargo sólo causaron síntomas leves, con una sola defunción.

Durante el brote de 1997 de gripe H5N1 en el hombre, el sacrificio en un plazo de tres días de toda la población de aves de corral de Hong Kong fue una medida que, según consideran numerosos expertos, habría evitado una pandemia de gripe.

Compartir