Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Desarrollo de una vacuna eficaz frente a la infección humana por el virus de la gripe aviar H5N1 - Actualización N°4

20 de enero de 2004

El plan OMS de preparación ante las pandemias de gripe, presentado en 1999, establece una serie de medidas que se deben tomar tras la confirmación de la infección humana por un nuevo subtipo de virus de la gripe que todavía no se esté transmitiendo de persona a persona. Una de esas medidas consiste en iniciar las investigaciones necesarias para la producción de una vacuna.

Como medida precautoria, la OMS ha puesto en marcha los procedimientos necesarios para producir rápidamente una nueva vacuna antigripal capaz de proteger al ser humano frente a la cepa H5N1 del virus de la gripe aviaria detectada recientemente en Viet Nam. Esos procedimientos se han iniciado tras la creciente preocupación causada por la aparición en Hanoi (Viet Nam), en las últimas semanas, de cinco casos humanos de gripe aviar H5N1 confirmada mediante pruebas de laboratorio. Los cinco casos han sido mortales.

Las muertes de seres humanos que se han producido en Viet Nam han coincidido con epidemias sin precedentes históricos de gripe aviar H5N1 hiperpatogénica en las poblaciones de aves de Viet Nam, la República de Corea y el Japón. La epidemia en las aves es la primera que se produce en el Japón desde 1925, y la primera que se ha documentado en Viet Nam y en la República de Corea.

Los virus prototípicos para la producción de la vacuna están siendo preparados en laboratorios de la Red Mundial OMS de la Gripe. Varios laboratorios de esta red disponen de instalaciones con las grandes medidas de seguridad (nivel 3 de bioseguridad) necesarias para trabajar en condiciones seguras con un virus hiperpatogénico como el H5N1. Después, estos virus prototípicos serán suministrados a los fabricantes para servir como material de referencia para la producción de la vacuna.

En laboratorios de Hong Kong y Japón se ha aislado el virus a partir de muestras procedentes de dos de los casos mortales confirmados por pruebas de laboratorio que se han producido en Viet Nam. Ahora se están realizando análisis moleculares del virus para obtener información acerca de su origen y de su relación con los virus que están circulando actualmente en las aves, y posiblemente en otros animales. Estos estudios también permitirán determinar las características antigénicas y genéticas del virus necesarias para producir una vacuna candidata.

Utilizando los laboratorios de la Red Mundial OMS de la Gripe y siguiendo los procedimientos establecidos por la OMS para detectar y responder a un nuevo subtipo de virus de la gripe, en un plazo de aproximadamente cuatro semanas se podría poner un virus prototípico a disposición de las empresas fabricantes de vacunas. El año pasado, los laboratorios de la red en Londres (Reino Unido) y Memphis (Tennessee, EE.UU.) desarrollaron vacunas candidatas para proteger frente a la cepa de virus H5N1 que a finales de febrero causó dos casos, uno de ellos mortal, en Hong Kong.

Si se demuestra que el virus aislado en los casos mortales de Viet Nam es suficientemente similar a la cepa H5N1 de Hong Kong, 2003, las vacunas candidatas existentes podrían acelerar la puesta a disposición de una nueva vacuna. Las vacunas prototípicas candidatas ya han sido sometidas a estudios básicos que garantizan su seguridad y eficacia, su estabilidad genética y su homogeneidad antigénica.

Antes de que una nueva vacuna antigripal esté lista para ser utilizada en el ser humano son necesarios varios requisitos. A los virus utilizados en las vacunas antigripales se les hace crecer en huevos de gallina. Sin embargo, como el virus H5N1 es tan mortal para los embriones de pollo, para preparar el virus H5N1 prototípico destinado a la producción de la vacuna se necesita una nueva técnica, conocida como genética inversa.

La genética inversa combina información genética seleccionada del virus tomado de los casos reales con un virus de laboratorio. El virus resultante es reconocido por el sistema inmunitario humano, generando una respuesta inmunitaria protectora, pero no la enfermedad. El virus también puede ser modificado genéticamente, de forma que deje de ser mortal para los embriones de pollo. Otra ventaja del uso de la técnica de genética inversa es que proporciona un virus prototípico cuyo crecimiento durante la producción de la vacuna es previsible.

Después, el virus prototípico es utilizado por los fabricantes para producir vacunas de muestra para los estudios clínicos. La OMS prestará apoyo en la coordinación de estos estudios clínicos, necesarios para determinar la cantidad de vacuna y el número de dosis necesarias para conferir protección en diferentes grupos de edad.

Como parte de sus planes de preparación ante las epidemias de gripe, la OMS también dispone de procedimientos para hacer recomendaciones concretas a las empresas fabricantes de vacunas y a los organismos de reglamentación acerca de la composición y la aprobación de vacunas durante las pandemias de gripe.

La Red Mundial OMS de Laboratorios de Gripe se fundó en 1947 para orientar la composición anual de las vacunas antigripales. Es la red de vigilancia de una enfermedad más antigua de la OMS, y también funciona como un sistema de alerta rápida para detectar condiciones que puedan originar otra pandemia de gripe, entre ellas la aparición de nuevos virus. Históricamente, las pandemias de gripe se han propagado rápidamente por todo el mundo, causando una gran mortalidad y afectando a todos los grupos de edad, incluidos los adultos jóvenes y sanos. La pandemia más grave del siglo pasado, la de 1918-1919, mató a unos 50 millones de personas.

Compartir