Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

La infección humana por el virus de la gripe aviar H5N1: es urgente eliminar el reservorio animal - Actualización Nº 5

22 de enero de 2004

Desde mediados de diciembre de 2003 se vienen notificando en varias zonas de Asia epidemias de gripe aviar hiperpatogénica causadas por varias cepas H5N1 que han llevado a la muerte o al sacrificio de millones de aves de corral. En estas operaciones de sacrificio han participado miles de trabajadores.

La situación actual es muy preocupante para la salud humana, así como para la agricultura y la industria avícola. La eliminación rápida del virus H5N1 en las poblaciones de aves debería recibir gran prioridad como importante problema para la salud pública internacional.

La OMS está colaborando estrechamente, a altos niveles, con la FAO y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) para garantizar que el sector agrícola adopte urgentemente las medidas apropiadas en interés de la protección de la salud pública internacional. En la actualidad se están realizando investigaciones conjuntas en Viet Nam.

Entre todos los virus de la gripe aviar, que normalmente sólo causan infección en aves y cerdos, la cepa H5N1 podría tener una capacidad única para causar enfermedad grave, con elevada mortalidad, en el ser humano.

La ocurrencia simultánea en varios países de grandes epidemias de gripe H5N1 hiperpatogénica en las aves de corral no tiene precedentes históricos. La situación actual podría empeorar. En las aves la enfermedad es muy contagiosa, produce la muerte rápidamente y se propaga con facilidad de una granja a otra. Las aves acuáticas migratorias pueden propagar la infección a las aves domésticas. Por consiguiente, hay grandes posibilidades de que las actuales epidemias de las aves de corral sigan propagándose, tanto en los países afectados como en otros países.

Por estos motivos, la cepa H5N1 podría estar más establecida de lo que actualmente se cree en las poblaciones de aves y en el medio ambiente de esta parte del mundo. Los estudios han revelado que las aves infectadas pueden eliminar grandes cantidades de virus en las heces. El virus puede sobrevivir durante mucho tiempo en los tejidos y en las heces de las aves enfermas, así como en el agua, especialmente cuando las temperaturas son bajas. En el agua, el virus puede sobrevivir hasta cuatro días a 22 ºC, y más de 30 días a 0 ºC; en material congelado sobrevive por tiempo indefinido.

Las grandes epidemias de gripe aviar hiperpatogénica observadas actualmente en las aves de corral y la posible presencia generalizada del virus en el medio ambiente aumentan las posibilidades de exposición e infección del ser humano, así como las posibilidades de que se produzca un intercambio de genes entre los virus de la gripe aviar y de la gripe humana. Esto puede ocurrir cuando las personas sean infectadas simultáneamente por ambos virus. La frecuencia de estas coinfecciones aumenta la probabilidad de que aparezca un subtipo de virus de la gripe completamente nuevo, portador de genes de virus de la gripe humanos suficientes para permitir la transmisión eficiente y continuada de persona a persona.

Las investigaciones han demostrado que el riesgo de transmisión directa de la infección por el virus de la gripe aviar H5N1 de las aves a las personas es mayor en individuos que están en contacto estrecho con aves de corral vivas infectadas. En 17 de los 18 casos humanos de infección por virus H5N1 que ocurrieron en Hong Kong en 1997 se consideró que la fuente de la infección había sido el contacto con aves de corral vivas en los mercados. El caso restante, el primero de ese brote, se relacionó con el contacto con aves de corral en granjas que estaban sufriendo epidemias de gripe aviar H5N1 hiperpatogénica. Seis de los 18 casos fueron mortales.

La exposición laboral puede producirse en personas que trabajan con las aves de corral o que participan en las operaciones de sacrificio.

La eliminación rápida del virus H5N1 en las poblaciones animales es una medida esencial para evitar la aparición de un nuevo subtipo de virus de la gripe con potencial pandémico. Esta medida no sólo contribuye a evitar una mayor propagación entre las poblaciones de aves, sino que también reduce las posibilidades de infección humana. No obstante, en la situación actual, el control de todas las exposiciones humanas se ve complicado por el gran número de corrales domésticos en los que se crían pollos en las zonas rurales.

Aunque se recomienda firmemente el sacrificio rápido de los animales infectados o expuestos, también se le debe conceder gran prioridad a la prevención de la infección durante las operaciones de sacrificio, que pueden poner a un gran número de trabajadores en riesgo de sufrir exposiciones al virus breves pero intensas.

En 1997, las autoridades de Hong Kong sacrificaron en tres días la totalidad de la población de aves de corral (aproximadamente 1,5 millones de aves). Muchos expertos creen que esta actuación rápida y completa evitó una pandemia de gripe. Las operaciones de sacrificio fueron llevadas a cabo por funcionarios del gobierno entrenados, y la mayoría de ellos utilizaron máscaras, guantes y batas protectoras. Aunque en una investigación posterior se detectaron anticuerpos anti-H5, cuya presencia indica exposición al virus, en aproximadamente un 3% de las personas participantes en el sacrificio de las aves de corral infectadas, no se identificaron casos de enfermedad respiratoria grave debidos a esta exposición.

En 2003, un brote de gripe aviar H7N7 hiperpatogénica en las aves de corral causó en los Países Bajos la infección de 89 personas que sufrieron enfermedad leve, pero produjo la muerte de un veterinario. Se calcula que en una semana se sacrificaron 30 millones de aves de corral.

Hay más información disponible acerca de la gripe aviar hiperpatogénica en una nota descriptiva de la OMS, en el sitio web de la FAO, y en el sitio web de la OIE . La Oficina Regional de la OMS para el Pacífico Occidental publicará en breve información acerca de las precauciones de seguridad que se deben adoptar durante las operaciones de sacrificio.

Estudios de laboratorio de los virus H5N1 de 2004

Los laboratorios de la Red Mundial OMS de Vigilancia de la Gripe han analizado hoy los resultados de la secuenciación y de la caracterización antigénica de las cepas H5N1 aisladas en seres humanos y en aves de corral en Viet Nam. Los resultados iniciales muestran diferencias significativas entre estos virus y las cepas obtenidas durante los brotes de gripe aviar H5N1 en Hong Kong en 1997 y 2003, lo cual indica que el virus ha mutado. Se sigue trabajando en la actualización de las pruebas diagnósticas de la OMS para la detección rápida de la infección H5N1 en el ser humano, así como en el desarrollo de un virus prototípico para ser utilizado en la fabricación de una vacuna. Se necesitan urgentemente virus de las aves de otros países afectados en la actualidad, con el fin de llevar a cabo otras investigaciones de laboratorio que aportarán la información que necesita la OMS para recomendar y desarrollar una cepa vacunal que pueda proteger al ser humano frente a las cepas H5N1 circulantes.

Compartir