Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Gripe aviar A(H5N1) en el ser humano - Actualización Nº 12

29 de enero de 2004

Prevención de nuevos casos humanos de la enfermedad por H5N1

En respuesta a los brotes de gripe aviar por H5N1 hiperpatógena entre las aves de corral, varios países están llevando a cabo un sacrificio masivo de millones de pollos. Esa medida es la principal arma para prevenir nuevos casos humanos de infección por H5N1 y evitar posiblemente la aparición de un nuevo virus gripal con potencial pandémico.

La OMS sigue subrayando la necesidad de asegurar la protección personal de los trabajadores implicados en esas operaciones, que corren un alto riesgo de exposición a un virus que ha demostrado su capacidad para causar una enfermedad grave y la muerte en el ser humano. Se han difundido recomendaciones sobre las medidas de seguridad que deberían implantarse antes de acometer el sacrificio masivo de las aves de corral. El seguimiento de estas recomendaciones reducirá la probabilidad de que las medidas encaminadas a prevenir la posterior propagación de la infección por H5N1 entre las aves de corral acaben favoreciendo de hecho la transmisión del virus al ser humano.

Los responsables de la organización de las matanzas deben velar por que las recomendaciones de la OMS sean seguidas lo más estrictamente posible. En las recomendaciones se describe con detalle el equipo de protección personal apropiado, que incluye anteojos protectores y preferentemente la máscara respiratoria N95, así como determinado tipo de ropa protectora susceptible de desinfección o desechable tras su uso. Se recomienda sobre todo lavarse las manos frecuentemente.

La OMS recomienda también que se asegure la rápida disponibilidad de medicamentos antivíricos eficaces para el tratamiento de las presuntas infecciones respiratorias por H5N1 entre las personas que participan en los sacrificios y los trabajadores de las granjas.

Las máscaras N95 y el tratamiento profiláctico con antivíricos se utilizaron para proteger a miles de avicultores y sacrificadores durante un brote de gripe aviar por H7N7 hiperpatógena que se produjo en los Países Bajos en 2003. Durante ese brote fueron sacrificados casi 30 millones de aves de corral. Aunque el virus implicado causó síntomas leves en 89 avicultores y miembros de sus familias, el único fallecido fue un veterinario que no se protegió adecuadamente.

Investigación del origen de los brotes actuales en aves de corral

Los países afectados por los actuales brotes de gripe aviar por H5N1 hiperpatógena en sus poblaciones de aves de corral han proporcionado numerosas muestras y virus a los laboratorios de la Red Mundial OMS de Vigilancia de la Gripe. La OMS agradece el alto nivel de colaboración internacional de todos los países afectados y de los expertos en gripe de todo el mundo.

La caracterización en laboratorio de varios virus del hombre y de diferentes especies de aves ha ayudado a comparar retrospectivamente los virus H5N1 obtenidos en aves y seres humanos infectados en enero de 2004 con los virus obtenidos en aves hace varios meses. Los resultados indican que el virus causante de la grave enfermedad que está afectando ahora a las aves de corral y a algunas personas ha estado circulando en algunas zonas de Asia durante más tiempo de lo que inicialmente se suponía.

La evidencia aportada hasta ahora por estos estudios no es suficiente para respaldar especulación alguna acerca del origen geográfico de los actuales brotes de gripe aviar por H5N1 hiperpatógena.

Hasta el momento, los laboratorios de la red de la OMS han analizado virus de los brotes actuales proporcionados por las autoridades de Camboya, el Japón, Corea del Sur y Viet Nam. Se espera disponer pronto de virus de los brotes de Indonesia, Laos y Tailandia.

Compartir