Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Gripe aviar A(H5N1) - Actualización Nº 26

18 de febrero de 2004

Situación en Tailandia (seres humanos)

El Ministerio de Salud Pública de Tailandia ha confirmado hoy un nuevo caso de infección por virus H5N1. El paciente, un niño de cuatro años de la provincia de Khon Kaen, falleció el 3 de febrero.

Hasta la fecha, Tailandia ha notificado nueve casos de infección humana por virus H5N1, siete de los cuales han sido mortales.

Situación en Viet Nam (seres humanos) El Ministerio de Salud de Viet Nam ha confirmado hoy un nuevo caso de infección por virus H5N1. Se está en espera de recibir más datos sobre este caso, que ha sido mortal. Hasta la fecha, Viet Nam ha notificado 22 casos de infección humana por virus H5N1, 15 de los cuales han sido mortales.

Situación en Asia (aves de corral)

En la actualidad, la gripe aviar hiperpatogénica causada por la cepa H5N1 afecta a las aves de corral de ocho países asiáticos. Todavía no se ha conseguido un control total de los brotes en ninguno de esos países, a pesar de los grandes esfuerzos realizados en algunos de ellos.

La experiencia anterior con otros brotes de gripe aviar hiperpatogénica, que hasta ahora se ha considerado rara, ha demostrado lo difícil que es eliminar totalmente el virus de las poblaciones de aves. A menudo se ha tardado varios años en lograr el control, aun en circunstancias favorables (zona geográfica pequeña, concentración en instalaciones de producción industrial).

Las investigaciones de brotes anteriores han revelado que la infección puede ser introducida en las poblaciones de aves domésticas por aves acuáticas salvajes, entre ellas las aves migratorias, capaces de volar largas distancias. El virus se multiplica en el intestino de esas aves, que pueden ser portadoras sin presentar signos de infección, y se elimina en grandes cantidades en las heces.

Una vez que se ha introducido en las poblaciones de aves domésticas, el virus, muy contagioso, puede ser transportado de forma mecánica de una granja a otra a través de objetos contaminados, como vehículos, ropas y equipamiento.

Las fuentes de agua contaminadas por las heces de aves salvajes y compartidas por las aves de corral domésticas son tan sólo un ejemplo de cómo se pueden mantener las cadenas de transmisión una vez que la presencia del virus en el medio ambiente se ha generalizado. En los brotes actuales, la tendencia a ocultar o contrabandear aves especialmente valiosas, como los gallos de pelea, también puede ayudar a mantener el virus en el medio o contribuir a aumentar su dispersión geográfica.

La situación actual en Asia carece de precedentes históricos y es extremadamente preocupante. Muchos países afectados están notificando infecciones hiperpatogénicas por virus H5N1 en las aves por primera vez en su historia. En algunos de esos países, aproximadamente un 80% de las aves de corral son criadas en pequeñas granjas caseras dispersas por las zonas rurales, lo cual complica aún más su control.

La eliminación completa del virus se está haciendo cada vez más difícil. Como se explica más adelante, esto podría tener importantes consecuencias para la salud humana.

China - Los brotes de infección por virus H5N1 en las aves de corral, notificados por vez primera el 27 de enero, han seguido extendiéndose. Hasta la fecha, las autoridades han notificado 52 brotes en granjas de aves de corral, y en 43 de ellos se ha confirmado que la causa son virus H5N1. En total se han visto afectadas 16 de las 31 provincias, regiones autónomas y municipalidades del país. La Región Autónoma de Xizang (Tibet) y la provincia de Jilin son las zonas que se han visto afectadas más recientemente.

Según la notificación oficial enviada a la OIE el 11 de febrero, se han sacrificado aproximadamente 2,3 millones de aves de corral.

Japón – Las autoridades han confirmado que un pequeño brote en la Prefectura de Oita ha sido causado por el subtipo H5. Se están realizando más pruebas para confirmar la posible participación de la cepa H5N1.

República de Corea – El 7 de febrero las autoridades notificaron nuevos brotes en ocho granjas de patos, siete granjas de pollos, y una granja mixta de patos y pollos. En los brotes más recientes han muerto o se han sacrificado unas 350 000 aves.

Tailandia – Las autoridades de Tailandia han notificado hoy 14 nuevos brotes en varias provincias, entre ellas una en que hasta ahora no se había notificado la enfermedad. Han muerto o se han sacrificado más de 27 millones de aves. Se han notificado infecciones en pollos, patos, gansos, pavos, avestruces, codornices y pavos reales.

Viet Nam – Se han detectado brotes en 57 de las 64 provincias del país. Han muerto o se han sacrificado más de 27 millones de aves.

Camboya, Indonesia y Laos – En estos países todavía se está recogiendo la información acerca del estado de los brotes en las aves de corral.

Consecuencias para la salud humana

En el pasado reciente, la cepa H5N1 ha demostrado en tres ocasiones su capacidad para infectar directamente al ser humano. La cepa H5N1 puede infectar a una amplia gama de huéspedes, hecho que ayudaría a explicar informaciones aparecidas recientemente en los medios de comunicación acerca de infecciones y muertes en especies de mamíferos y aves que normalmente no se consideran susceptibles a la infección y a la enfermedad grave.

En el ser humano, la enfermedad causada por la infección por virus H5N1 difiere de la causada habitualmente por los virus de la gripe, en la que predominan los síntomas respiratorios. Los virus H5N1 tienen una capacidad demostrada de replicarse en una amplia gama de tipos celulares, lo cual hace que causen una enfermedad generalizada que afecta a múltiples órganos y produce una elevada mortalidad. Estas características clínicas ya se habían observado en el primer brote de infección humana por virus H5N1 de que hay constancia, el de Hong Kong en 1997, y se están repitiendo en los primeros informes clínicos procedentes de Viet Nam y Tailandia.

Por todos estos motivos, es necesario vigilar con mucha cautela la situación actual en Asia. Los países necesitan mantener un alto grado de alerta, y no deben relajar sus medidas de vigilancia y detección. Los intensos esfuerzos para controlar la enfermedad en las aves de corral deben proseguir en algunos países, e iniciarse en otros. Siguen en marcha las medidas de preparación lanzadas por la OMS el mes pasado para hacer frente a una situación pandémica incipiente, y se están haciendo grandes progresos.

Compartir