Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

En China se investigan nuevos pacientes por sospecha de SRAS y un equipo de la OMS viaja a Beijing — actualización Nº 2

26 de abril de 2004

A petición del Ministerio de Salud de China, la OMS envía hoy a los primeros miembros de un equipo internacional que ayudará a investigar el origen de los casos de SRAS notificados recientemente en Beijing y en la provincia oriental de Anhui. Se espera que el equipo, integrado por expertos en epidemiología, virología, control de infecciones y seguridad biológica de los laboratorios, empiece a trabajar el miércoles.

Los resultados de las investigaciones hechas hasta ahora apuntan hacia el laboratorio de investigación del Instituto Nacional de Virología de Beijing como origen probable del brote. El instituto ha participado en las investigaciones sobre el coronavirus del SRAS, entre ellas las destinadas a crear una vacuna.

Dos de los casos notificados recientemente estaban realizando investigaciones en ese laboratorio: una estudiante de posgrado de 26 años, oriunda de la provincia de Anhui, y un hombre de 31 años. Las fechas de inicio de los síntomas de estos dos casos están muy separadas (23 días), lo cual indica que en el laboratorio, entre mediados de marzo y principios de abril, puede haberse producido exposición en más de una ocasión.

Las autoridades han cerrado el instituto de virología y han puesto a sus más de 200 empleados en observación médica. Se han obtenido numerosas muestras en el edificio del laboratorio para tratar de identificar las posibles fuentes de la contaminación; esas muestras serán compartidas con la OMS.

La identificación y la eliminación de la fuente de infección son pasos fundamentales para poder controlar el brote. Otra actividad igual de importante consiste en detectar rápidamente todas las cadenas de transmisión, e interrumpirlas mediante la identificación rápida de los casos, el rastreo y seguimiento de los contactos y el control de la infección en los hospitales.

La OMS está preocupada por otras oportunidades de exposición que puedan haberse producido ya. Algunos casos fueron tratados o examinados en varios hospitales diferentes antes de que la sospecha de SRAS llevara a adoptar precauciones adecuadas, como el aislamiento de los pacientes y los procedimientos estrictos de control de las infecciones. Un paciente hizo dos viajes largos en tren dentro de China cuando ya tenía síntomas.

Las autoridades chinas han reforzado la vigilancia y la notificación de enfermedades compatibles con el SRAS en los servicios de atención sanitaria y han enviado equipos de investigadores a la provincia de Anhui.

Desde el 22 de abril, China ha notificado que ocho personas han sido diagnosticadas clínicamente como casos de SRAS o están siendo investigadas ante la posibilidad de que sufran la infección. Seis de ellas se encuentran en Beijing y otras dos, entre ellas el único caso mortal, en la provincia de Anhui. A fecha de hoy, cerca de 1000 contactos de estos casos (640 en Beijing y 353 en Anhui) se encuentran en observación médica.

Los casos más recientes, anunciados el domingo, son cuatro contactos íntimos de la enfermera de 20 años que atendió a la estudiante de Anhui en un hospital de Beijing. Estos casos (todos de Beijing) están siendo investigados. Se trata de los padres y de una tía de la enfermera, y de una mujer que compartió con ella la habitación del hospital. Los síntomas aparecieron en estas cuatro personas entre el 16 y el 19 de abril. La madre de la enfermera se encuentra en estado grave, después de haber contraído una neumonía. Los otros tres pacientes se encuentran en condiciones estables.

Además, las autoridades sanitarias han comunicado que dos médicos que trataron a la estudiante de posgrado durante su hospitalización en Hefai, Anhui, han presentado fiebre, lo mismo que otra persona en contacto íntimo con uno de esos dos médicos.

Hasta la fecha, todos los casos diagnosticados, así como los que están siendo investigados, han estado ligados a cadenas de transmisión en las que ha habido contacto personal íntimo con un caso identificado. No hay pruebas de que se haya producido una transmisión más amplia en la comunidad.

De conformidad con las directrices de la OMS sobre la vigilancia mundial del SRAS, la clasificación como caso confirmado al principio de un brote requiere la confirmación independiente de los resultados por un laboratorio internacional de referencia. Estos procedimientos se consideran necesarios teniendo en cuenta las repercusiones que los casos confirmados de SRAS pueden tener en la salud pública internacional.

Compartir