Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

China notifica un nuevo caso de SRAS — Actualización Nº 3

28 de abril de 2004

Las autoridades sanitarias chinas han anunciado hoy que están investigando un nuevo caso de SRAS, que eleva a nueve el número de casos notificados en China desde el 22 de abril. Uno de ellos ha fallecido.

Este nuevo caso, registrado en Beijing, corresponde a una médica jubilada, de 49 años, que ingresó el 12 de abril en la misma sala donde estaba siendo atendida la enfermera de 20 años con neumonía: el 19 de abril presentó los primeros síntomas compatibles con SRAS, y el 22 fue trasladada al Hospital Ditan, donde se procedió a su aislamiento. Actualmente se encuentra en estado crítico.

El caso de la enfermera de 20 años, notificado a la OMS como caso confirmado, se ha relacionado con otros cinco: el notificado hoy, y otros cuatro notificados el domingo. Hasta la fecha, todos los casos se han relacionado con cadenas de transmisión en las que ha habido contacto íntimo con algún caso identificado. El segundo caso confirmado, que sigue hospitalizado en la provincia de Anhui y parece ser el caso inicial de este brote, corresponde a una estudiante de posgrado, de 26 años, que había estado en el Instituto Nacional de Virología de Beijing como investigadora.

Durante el brote de 2003, la transmisión del SRAS se amplificó mucho en el entorno hospitalario. Como estrategia para reducir el riesgo, los siete casos de SRAS de Beijing están siendo tratados en el mismo hospital (el Hospital Ditan).

No obstante, los pacientes fueron tratados o examinados en salas abiertas de siete hospitales (cinco en Beijing y dos en Anhui) antes de que surgiera la sospecha de SRAS y se adoptaran procedimientos de aislamiento y de control de las infecciones. Además, los dos pacientes de Anhui han hecho largos viajes en tren por China.

Como estas circunstancias han creado las condiciones para que se produjeran múltiples exposiciones, las autoridades chinas han emprendido un amplio rastreo y seguimiento de los contactos. En Beijing se han aislado o puesto en cuarentena a cerca de 700 personas.

El SRAS tiene un período de incubación relativamente largo, generalmente de 10 días. Con base en los conocimientos actuales sobre la enfermedad, las personas expuestas al virus no transmiten la infección en la fase presintomática. Es por eso que la rápida detección y aislamiento de los casos y el rápido rastreo y seguimiento de los contactos ha tenido éxito para controlar los brotes de SRAS.

Investigación del brote

A petición del Ministerio de Salud de China, ya se encuentran en Beijing los primeros miembros de un equipo de la OMS que ayudará a investigar y controlar los brotes en esa ciudad y en Anhui. Las investigaciones sobre el origen de la infección se centrarán inicialmente en los procedimientos de seguridad biológica del Instituto Nacional de Virología de Beijing. Dos de los nueve casos notificados en China, entre ellos el inicial, eran investigadores del instituto, en el que se han estado realizado estudios con coronavirus del SRAS vivos.

Las autoridades chinas le están proporcionando a la OMS información clínica y epidemiológica detallada acerca de todos los casos. Esta información es importante para evaluar la gravedad de la enfermedad causada por el virus y la amplitud de su transmisión. De los ocho pacientes que están hospitalizados en la actualidad, el de la provincia de Anhui sigue mejorando. En Beijing hay dos que se encuentran en estado crítico, y los demás están están siendo tratados de neumonía.

Si se comprueba que el origen de la infección está en el Instituto Nacional de Virología de Beijing, este sería el primer brote de SRAS causado por virus adquiridos en un laboratorio, y es posible que las características de la enfermedad causada por estos virus y su transmisión sean diferentes. Los dos casos anteriores relacionados con laboratorios —uno en Singapur en septiembre de 2003 y el otro en Taiwan, China, en diciembre de 2003— no se transmitieron a otras personas y ambos pacientes se recuperaron totalmente.

Además, en diciembre de 2003 y enero de 2004 se han notificado otros cuatro casos (tres confirmados y uno probable) en la provincia de Guangdong, presuntamente adquiridos a partir de una fuente ambiental. Al contrario del brote actual, en esos casos la enfermedad fue leve y no se transmitió a terceros.

Compartir