Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

SRAS en China: siguen las investigaciones – Actualización Nº 6

5 de mayo de 2004

La investigación del origen del brote actual, notificado por primera vez el 22 de abril, sigue centrada en el Instituto Nacional de Virología de Beijing, donde se realizaron experimentos con coronavirus del SRAS vivos durante los meses de febrero y marzo.

Dos investigadores del instituto contrajeron el SRAS entre finales de marzo y mediados de abril. Sin embargo, no se sabe que ninguno de ellos haya realizado experimentos con virus vivos, lo cual indica la existencia de alguna otra fuente de infección en el laboratorio o, posiblemente, en otro lugar.

Los miembros de un equipo de investigación conjunto de China y la OMS, provistos de equipos completos de protección personal, entraron en el instituto el pasado viernes y ayer. Los hallazgos iniciales indican que la investigación será compleja, pues parece improbable que una única fuente de infección o un único error de procedimiento permitan explicar la infección de ambos investigadores.

Es necesario continuar la investigación para identificar la fuente de la infección y asegurar que las condiciones, el equipo y los procedimientos de bioseguridad del instituto no siguen suponiendo un riesgo de contraer la infección por el coronavirus del SRAS. Los investigadores chinos han obtenido en varios lugares del instituto un gran número de muestras que también están siendo analizadas en el laboratorio OMS de referencia del SRAS en Hong Kong.

La OMS ha recomendado que los trabajos con virus vivos del SRAS se realicen en instalaciones con nivel 3 de bioseguridad, con el fin de minimizar el riesgo de infecciones adquiridas en el laboratorio. Son necesarias más investigaciones del instituto para garantizar que todo trabajo en que se use el virus vivo cumpla íntegramente los estrictos requisitos de contención física y almacenamiento del virus, control administrativo, procedimientos de trabajo, protección personal de los trabajadores del laboratorio, y autorización y monitorización de todo el personal que entre en el laboratorio.

El Instituto Nacional de Virología fue clausurado el 23 de abril y la mayor parte de su personal fue puesto en cuarentena para observación médica. No obstante, un pequeño número de empleados ha permanecido en las instalaciones para continuar experimentos esenciales y cuidar de los animales de laboratorio.

Compartir