Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Gripe aviar - Evaluación actual del riesgo de infección humana por virus H5N1 tras informes recientes

8 de julio de 2004

Durante las dos últimas semanas, la gripe aviar parece haber reaparecido en las aves en varios países asiáticos. Estos brotes pueden representar nuevos brotes de virus hiperpatogénicos de la gripe aviar A(H5N1) o una continuación de los brotes notificados a principios de año. Estos hechos, unidos a dos nuevos informes de investigación según los cuales el virus se está haciendo cada vez más patogénico y está cada vez más difundido entre las aves de la región, han avivado la preocupación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por la amenaza que supone el virus para la salud humana.

Este virus de la gripe A(H5N1) ha sido motivo de preocupación para la OMS porque supone una amenaza para el ser humano, no sólo en los entornos rurales de Asia, sino también a nivel mundial. En varios países asiáticos el virus ha cruzado la barrera interespecies, pasando directamente de los pollos o patos infectados a los seres humanos, en tres brotes que se han registrado desde 1997. Estas infecciones humanas directas han tenido consecuencias graves, y a veces mortales. Además, cabe la posibilidad de que el virus adquiera la capacidad de propagarse fácilmente de un ser humano a otro, desencadenando así una pandemia mundial de gripe.

Dos informes de investigación recientes han ampliado nuestros conocimientos sobre el virus. En primer lugar, en un artículo publicado la semana pasada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, científicos del Ministerio de Agricultura de China y otros colaboradores han informado que el virus parece estar ampliamente difundido entre los patos domésticos del sur de China. Además, han comprobado que la enfermedad causada por el virus es cada vez más grave. No obstante, estos estudios han sido realizados en ratones y es posible que sus resultados no sean extrapolables al ser humano.

Esta semana, la revista Nature ha publicado un artículo que indica que las aves domésticas y salvajes de la región pueden haber contribuido a aumentar la propagación del virus y que éste ha logrado establecerse más firmemente en la región. Estas observaciones sugieren que el control del virus puede ser aún más difícil que lo que se creía en primavera.

Existen instrumentos de gestión de riesgos que son eficaces para controlar los brotes de gripe A(H5N1) cuando se detecta su presencia en las aves. China, por ejemplo, ha empleado rápidamente esos instrumentos la semana pasada, cuando se descubrió un brote en la provincia de Anhui. Esas medidas de gestión de riesgos incluyen el sacrificio de las aves infectadas y expuestas, medidas estrictas de seguridad biológica y la vacunación. Aunque estos métodos podrían tardar meses o años en proporcionar una completa contención del virus, en el pasado han sido eficaces.

En cambio, los instrumentos para evaluar el riesgo para la salud humana están menos desarrollados. Aunque informes recientes indican que el virus ha estado presente en el medio ambiente de forma continuada durante los últimos años, todavía no ha adquirido la capacidad de infectar fácilmente al ser humano. ¿Por qué? ¿Hay algo en el virus que se resista a esta evolución? Teniendo en cuenta los informes recientes, la OMS insta a que se emprendan lo antes posible actividades de evaluación del riesgo, entre ellas la vigilancia de los animales y del ser humano, así como el análisis de las cepas, y ofrece su colaboración para ello.

Se podrían obtener más conocimientos sobre el virus si la OMS tuviera pleno acceso a todos los aislados y muestras clínicas de los brotes recientes. No todos los virus H5N1 son iguales, y se podrían obtener conocimientos importantes sabiendo cuáles son las diferencias entre ellos. Por ejemplo, el trabajo descrito en Nature indica que el virus de la gripe aviar de Indonesia, aunque pertenece al genotipo de los virus observados en Viet Nam y Tailandia, también es distinto de ellos. ¿Qué impacto podría tener esta diferencia, si es que tiene alguno? Con esta información, los planificadores de la salud pública sabrían si se están enfrentando al mismo virus en todos los brotes que se han producido recientemente en Asia. Esta es una de las muchas preguntas a las que es indispensable encontrar respuesta.

Las actividades de preparación frente a las pandemias iniciadas por la OMS tras los brotes notificados a principios de este año siguen en marcha. Hace menos de dos semanas, la OMS reunió en Kuala Lumpur a expertos de 13 países y zonas de la región de Asia y el Pacífico. Entre otras actividades, los participantes en la reunión recibieron de la OMS un instrumento de autoevaluación de la preparación. La OMS está colaborando con los científicos y la industria farmacéutica en la creación de un sistema mundial de vigilancia de los cambios de la susceptibilidad del virus a los antivíricos conocidos. Por último, se sigue trabajando en el desarrollo de una vacuna antipandémica. Dos fabricantes de vacunas, ambos con base en los Estados Unidos de América, han producido una vacuna experimental cuya eficacia y seguridad serán probadas en seres humanos.

En resumen, los acontecimientos recientes indican que:

• El virus está más difundido de lo que se creía y se encuentra presente en aves salvajes, por lo que puede resultar más difícil eliminarlo.

• Es necesario compartir con la red de laboratorios de la OMS los aislados y muestras de virus de todos los brotes recientes, con el fin de monitorizar los virus circulantes y evaluar la idoneidad de la cepa actual de la vacuna antipandémica.

• Se alienta a los gobiernos nacionales para que, a medida que se fortalezcan las medidas de control, proporcionen vacunaciones a los trabajadores que ejecutan el sacrificio de las aves.

• Es necesario proporcionar antivíricos a todas las personas expuestas a aves infectadas, y especialmente a los mencionados trabajadores.

• Hay que acelerar los estudios en seres humanos sobre las vacunas experimentales contra las pandemias de gripe.

• Aunque la pronta identificación de los casos humanos de gripe aviar es difícil, resulta esencial intensificar la vigilancia para detectar la enfermedad tempranamente.

El riesgo de que aparezca un nuevo virus pandémico humano no desaparecerá mientras sigan existiendo virus de la gripe aviar en el medio ambiente. La preocupación y las actividades de la OMS siguen siendo intensas tras los informes recientes. Como es improbable que la amenaza que supone el virus H5N1 desaparezca a corto plazo, la OMS está colaborando con otros organismos internacionales, entre ellos la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), para seguir los acontecimientos.

Compartir