Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Gripe aviar — Evaluación de la situación actual

30 de julio de 2004

Tras un período de inactividad, en Asia Sudoriental, brotes de gripe aviar (A/H5N1), se están volviendo a notificar brotes de gripe aviar (A/H5N1) hiperpatogénica en pollos y patos en China, Indonesia, Tailandia y Viet Nam. En Tailandia se han notificado brotes en 21 de las 76 provincias, y en Viet Nam se han visto afectados el norte, el centro y el sur del país. Estos brotes, muchos de ellos sin relaciones epidemiológicas aparentes entre sí, indican que los virus A/H5N1 han alcanzado una gran prevalencia y muy probablemente se hayan vuelto endémicos.

Estos brotes registrados en las aves suponen una importante amenaza para la salud humana.

Como viene diciendo la OMS desde que se notificaron los primeros brotes de infección por virus A/H5N1, existe la posibilidad de que este virus desencadene una pandemia mundial de gripe en el ser humano. En algunos de los brotes que se han producido desde comienzos de 2004, el virus ha pasado directamente de pollos o patos infectados al ser humano. Estas infecciones humanas directas han tenido consecuencias graves, y a veces mortales. La OMS sigue preocupada por la posibilidad de que se pueda producir una redistribución de genes entre este virus y un virus de la gripe humana, con lo que el nuevo virus adquiriría la capacidad de transmitirse fácilmente de un ser humano a otro, desencadenando una pandemia.

Algunas noticias aparecidas recientemente en los medios de comunicación han sugerido la presencia de nuevos casos de infección humana por virus A/H5N1.

La OMS no ha recibido información que confirme estas noticias. En una reunión que ha finalizado hoy en Bangkok, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), conjuntamente con la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la OMS, han anunciado planes para crear una nueva red regional sobre la gripe en animales. La OMS acoge con agrado esta iniciativa, dado que el objetivo de la red consiste en fortalecer la vigilancia de la enfermedad entre los animales y podría permitir un diagnóstico más rápido.

La red regional FAO/OIE de laboratorios para la vigilancia de la gripe en animales colaborará estrechamente con el programa mundial de la OMS sobre la gripe, aumentando la rapidez con que se comparten las muestras de virus. Si las muestras se comparten de forma más rápida y amplia, la OMS se encontrará en situación de vigilar los cambios del virus que podrían reducir la eficacia de la vacuna humana que se está desarrollando en la actualidad. Hasta ahora, estos intercambios de muestras se han hecho con retraso en algunos de los países afectados.

El riesgo de que aparezca un nuevo virus humano pandémico no desaparecerá mientras siga habiendo virus de la gripe aviar en el medio ambiente. En ausencia de un aumento importante de las actividades nacionales e internacionales de control, la erradicación del virus podría tardar años. Mientras siguen dichas actividades de control, la OMS vuelve a hacer hincapié en la necesidad de vigilar la salud de las personas que viven en las zonas afectadas. Por consiguiente, la OMS seguirá coordinando las actividades de preparación y alienta a los Estados Miembros a que inicien o continúen sus propios planes de preparación contra posibles pandemias de gripe.

Compartir