Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Gripe aviar — actualización: repercusiones de las infecciones porcinas por virus H5N1 en China

25 de agosto de 2004

Teniendo en cuenta el carácter generalizado del actual brote de virus H5N1 en Asia y la capacidad que tienen los virus de la gripe para saltarse las barreras entre especies, es inevitable que se detecten virus H5N1 en algunos cerdos. Estos animales pueden infectarse con virus de la gripe de tipo A tanto aviares como humanos; por ejemplo, se han detectado virus de la gripe H3N2 humanos en cerdos de Asia, Europa y África.

Algunos de estos virus de la gripe humanos y aviares podrían adaptarse al cerdo y empezar a circular en las poblaciones porcinas. La cocirculación de virus aviares, humanos y porcinos en el cerdo es preocupante debido a la posibilidad de que se produzca un intercambio de material genético («redistribución») entre estos virus, lo cual podría originar una nueva cepa pandémica.

La semana pasada, una investigadora del Instituto de Investigación Veterinaria de Harbin (China) anunció que los cerdos de granja de algunas zonas de China habían sido infectados por la cepa H5N1 del virus de la gripe aviar (véase el informe anterior). El Ministerio de Agricultura de China ha confirmado esos datos. Lo que todavía no han esclarecido los escasos estudios realizados es si el virus H5N1 ya se ha establecido en las poblaciones porcinas de China.

Como los datos existentes son preliminares y no indican necesariamente que haya infección generalizada entre los cerdos, resulta difícil evaluar las consecuencias de esta información desde el punto de vista de la salud pública. Para poder proporcionar una evaluación detallada del riesgo de la situación actual es necesario comprender los principales factores que influyen en la posibilidad de que aparezca una cepa pandémica: la prevalencia del virus H5N1 aviar y del virus H3N2 humano en los cerdos de Asia, la probabilidad de que se produzca un nuevo virus por redistribución génica y su posible patogenicidad.

Todavía no se ha esclarecido totalmente el papel del cerdo en la redistribución génica. Aunque no hay conocimiento de que en el cerdo se haya producido de forma natural una redistribución de virus de la gripe que haya generado una nueva cepa pandémica, la probabilidad de que esto ocurra no es despreciable.

Las posibilidades de que se produzca una redistribución génica dependen de la duración de la circulación del virus H5N1 en el cerdo, así como de la presencia simultánea de virus de la gripe de tipo A humanos y porcinos (como el H3N2 o el H1N1). Mientras haya cocirculación de virus de la gripe humanos y aviares, sea en el ser humano o en el cerdo, existe la posibilidad de que se produzca un intercambio de material genético.

Para entender mejor las repercusiones de los hallazgos obtenidos en China, la OMS recomienda que se realicen nuevos estudios sobre los virus H5N1 y otros virus de la gripe de tipo A en los cerdos tanto de China como de otros países que hayan sufrido brotes de gripe aviar por virus H5N1. Además, serían necesarios estudios de laboratorio para esclarecer la probabilidad de que se produzca una redistribución génica entre los virus, la posible patogenicidad de un virus resultante de dicha redistribución y la posibilidad de que los cerdos actúen como medio para la aparición de una cepa con potencial pandémico. Los resultados de estos estudios ayudarían a las autoridades de salud pública nacionales e internacionales no sólo a evaluar el papel que desempeñan el cerdo y el ser humano en la aparición de un nuevo virus de la gripe pandémico a partir del virus H5N1, sino también a estructurar las medidas de salud pública necesarias.

Compartir