Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Fiebre hemorrágica de Marburgo en Angola ― Actualización Nº 8

7 de abril de 2005

Al 6 de abril se habían notificado en Angola 200 casos de fiebre hemorrágica de Marburgo, 173 de los cuales habían fallecido. Se ha notificado un caso en una nueva provincia, Kuanza Sul, con lo cual ya son seis las provincias afectadas, todas ellas situadas en el noroeste del país.

Apoyo internacional al diagnóstico de laboratorio

Desde el punto de vista del trabajo en el laboratorio, el virus de Marburgo está clasificado como un patógeno extremadamente peligroso que sólo puede ser manipulado de forma segura en laboratorios especializados de contención máxima. La OMS ha creado una red internacional de laboratorios especializados en el diagnóstico de la fiebre hemorrágica de Marburgo y de otras fiebres hemorrágicas víricas. En esa red hay laboratorios de Alemania, Canadá, los Estados Unidos de América y Sudáfrica que están proporcionado apoyo diagnóstico en el brote angoleño. Todos ellos tienen experiencia en el trabajo con el virus de Marburgo.

Los científicos de esos laboratorios comparten los resultados y la información sobre las técnicas de laboratorio a través de una red virtual y de teleconferencias semanales. Para asegurar un mejor seguimiento del brote, los miembros de la red también están normalizando los métodos de recogida y análisis de las muestras, así como la interpretación de los resultados. La interpretación de las diversas pruebas diagnósticas utilizadas en la fiebre hemorrágica de Marburgo requiere grandes conocimientos técnicos, dado que los resultados pueden variar en función de la fase en la que se encuentre la enfermedad, de la forma como se obtuvieron las muestras y del tipo de prueba utilizada.

En Angola hay en funcionamiento un laboratorio de campo portátil en Uíge, y dentro de poco debería empezar a funcionar otro en Luanda. Los laboratorios de campo proporcionan resultados rápidos y suficientemente fiables para ser utilizados durante los brotes, circunstancia en la que es necesario tomar decisiones rápidas acerca del rastreo de los contactos y de la conducta clínica a adoptar ante los casos. La red de laboratorios proporciona apoyo auxiliar en las situaciones que requieren resultados diagnósticos excepcionalmente precisos por sus repercusiones en las medidas de control, como la posible exportación de casos a otros países y la sospecha de que un posible caso haya puesto en una situación de muy alto riesgo a muchas otras personas.

Los estudios de laboratorio más avanzados sobre el virus pueden contribuir a esclarecer algunas de las características inusuales de este brote, como su elevada tasa de letalidad y el gran predominio de los menores de cinco años entre los primeros casos. En este aspecto, las comparaciones del virus actual con las cepas de brotes anteriores podría ser esclarecedora.

Un objetivo a más largo plazo y perseguido sin éxito durante mucho tiempo consiste en determinar cuál es el escondite natural del virus de Marburgo en los periodos que median entre un brote y otro. El estudio de los virus implicados en el brote de Angola podrían facilitar algunas claves. Antes del brote actual se consideraba que Angola no estaba incluida en la zona geográfica afectada por brotes y casos esporádicos de esta enfermedad rara, que, según se creía, sería el África central y oriental.

Los laboratorios integrados en la red virtual sobre la fiebre hemorrágica de Marburgo son los siguientes:

  • Laboratorio Nacional de Microbiología, Winnipeg (Canadá) y laboratorio de campo en Uige (Angola).
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, División de Patógenos Especiales, Atlanta (EE.UU.) y laboratorio de campo en Luanda (Angola).
  • Bernhard-Nocht-Institut für Tropenmedizin, Hamburgo (Alemania).
  • Institut für Virologie, Marburgo (Alemania).
  • Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles, Laboratorio Nacional de Salud, Unidad de Patógenos Especiales, Sandringham (Sudáfrica).
Compartir