Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Fiebre hemorrágica de Marburgo en Angola — Actualización Nº 10

11 de abril de 2005

Al 9 de abril se habían notificado en Angola 214 casos de fiebre hemorrágica de Marburgo, de los cuales 194 habían fallecido. El epicentro del brote sigue estando en la provincia de Uíge, donde se ha producido cerca de un 90% de los casos y las muertes.

En Uíge, los equipos móviles de vigilancia reanudaron sus actividades el sábado, tras la realización de campañas intensivas para que la población entienda mejor la enfermedad. Esas campañas se han beneficiado del apoyo del gobernador provincial y de funcionarios del departamento de salud, que han visitado personalmente las comunidades afectadas. Los líderes religiosos también están ayudando a sensibilizar a la población.

Ya se empiezan a notar algunas mejoras. Los residentes están dando más avisos de casos y muertes sospechosas. Los equipos desplazados en Uíge están siguiendo a unos 360 contactos, pero todavía es necesario mejorar la detección temprana de los casos, su aislamiento y tratamiento de apoyo, y la identificación de los contactos.

La OMS está preocupada por el hecho de que los pacientes sigan falleciendo en sus domicilios, dado que la asistencia por familiares carentes de equipo de protección adecuado aumenta mucho el riesgo de que la enfermedad se siga transmitiendo. El personal del hospital provincial de Uíge también necesita formación y equipo para reducir el riesgo de que los procedimientos quirúrgicos y de laboratorio habituales pongan en riesgo al personal y a otros pacientes.

Médecins sans Frontières ha creado en ese hospital una sala de aislamiento para atender exclusivamente a pacientes con fiebre hemorrágica de Marburgo. Preocupa la posibilidad de que las personas infectadas por el virus puedan ser ingresadas con sospecha de otras enfermedades y sometidas a pruebas o procedimientos terapéuticos sin las debidas precauciones.

La experiencia de la OMS con otros brotes de fiebres hemorrágicas víricas, entre ellas la fiebre hemorrágica de Ebola, que es muy parecida, indica que es muy importante impedir rápidamente toda posibilidad de que la transmisión se amplifique en los entornos asistenciales.

Compartir