Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Gripe aviar: nuevas zonas afectadas por infecciones aviares – actualización Nº 34

13 de octubre de 2005

Las pruebas realizadas por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) han confirmado hoy la presencia de virus hiperpatógenos de la gripe aviar H5N1 en muestras tomadas de aves domésticas en Turquía.

Las investigaciones realizadas hasta ahora sobre las muertes de aves de corral que se han producido recientemente en Rumania han identificado la presencia de virus de la gripe aviar del subtipo H5. Se están efectuando más pruebas para identificar la cepa y determinar si el virus es hiperpatógeno. Las autoridades de ambos países han adoptado las medidas de control recomendadas por la OIE y la FAO. La OMS va a enviar reactivos para el diagnóstico y otros suministros necesarios para la realización de análisis en los laboratorios nacionales. Se han enviado muestras de virus de ambos brotes a un laboratorio de referencia de la OIE/FAO, el Laboratorio Veterinario Central de Weybridge (Reino Unido), y a laboratorios de referencia de la OMS para compararlos con los virus H5N1 humanos aislados en Asia.

Consecuencias para la salud pública

La propagación de los virus H5N1 a las aves de corral de nuevas zonas es preocupante, pues aumenta la posibilidad de que se produzcan nuevos casos humanos. No obstante, todas las pruebas existentes hasta ahora indican que los virus H5N1 no se propagan fácilmente de las aves al ser humano. La OMS aconseja a los países que están sufriendo brotes en las aves de corral que tomen algunas precauciones, especialmente durante las operaciones de sacrificio de los animales, y que vigilen la aparición de fiebre y síntomas respiratorios en las personas que puedan haber estado expuestas. Los síntomas iniciales de la infección por virus H5N1 son similares a los de muchas otras infecciones respiratorias comunes, por lo que es muy probable que se produzcan falsas alarmas.

La OMS no ha modificado el nivel de alerta ante una posible pandemia, que sigue en la fase 3: hay un nuevo virus que infecta al ser humano, pero no se transmite fácilmente de una persona a otra.

La OMS sigue recomendando que las personas que viajen a zonas afectadas por brotes de virus H5N1 hiperpatógenos en las aves de corral eviten el contacto con animales vivos en los mercados y las granjas avícolas. Se sabe que se excretan grandes cantidades de virus en las heces de las aves infectadas. Se aconseja a las poblaciones de los países afectados que eviten el contacto con aves migratorias muertas o aves salvajes que presenten signos de enfermedad.

Se considera que la principal vía de infección humana es el contacto directo con aves de corral infectadas o con superficies y objetos contaminados por sus heces. El riesgo de exposición se considera especialmente elevado durante el sacrificio, desplume, despiece y preparación culinaria de las aves de corral. No hay pruebas de que las aves de corral o sus productos constituyan una fuente de infección, siempre que sean bien cocinados.

Los países situados a lo largo de las rutas de las aves migratorias deben mantener la vigilancia para detectar signos de la enfermedad en las aves salvajes y domésticas. Dados los acontecimientos recientes, es probable que las aves migratorias estén implicadas en la propagación directa de los virus H5N1 en su forma hiperpatógena.

Compartir