Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Gripe aviar: situación en Turquía – actualización

7 de enero de 2006

El Ministerio de Salud de Turquía ha confirmado dos nuevos casos de infección humana por virus de la gripe aviar H5N1 en dos niños de 5 y 8 años que se encuentran hospitalizados. El número de casos confirmados en Turquía mediante pruebas de laboratorio se eleva a cuatro, dos de los cuales han sido mortales.

Un laboratorio colaborador de la OMS en el Reino Unido ha confirmado hoy la detección de virus H5N1 en las muestras de los dos casos mortales.

El Ministerio de Salud también ha comunicado la muerte, ocurrida el 6 de enero y causada presuntamente por el virus H5N1, de la hermana de 12 años de los dos niños fallecidos. Un cuarto niño de la misma familia, de 6 años, se encuentra hospitalizado. Se están analizando muestras de estos pacientes, pero por el momento no hay confirmación mediante pruebas de laboratorio.

Según las autoridades turcas, en un hospital de la provincia de Van han ingresado unos 30 pacientes posiblemente infectados por virus H5N1, en su mayoría niños del distrito rural de Dogubayazit.

Las condiciones meteorológicas han obligado a aplazar el viaje de un equipo de expertos internacionales a la provincia de Van, previsto para hoy. Funcionarios del gobierno están colaborando con el equipo para encontrar una forma rápida de viajar a la zona afectada del este del país.

Todas las pruebas obtenidas hasta la fecha indican que los pacientes han adquirido la infección tras haber tenido contacto estrecho con aves de corral enfermas. Los contactos entre los humanos y las aves de corral seguramente han aumentado en la actual estación fría, en la que muchas familias rurales suelen meter las aves de corral en sus casas. Las pruebas realizadas han demostrado que a bajas temperaturas (4 ºC) el virus puede sobrevivir al menos 35 días en las heces de las aves.

La experiencia adquirida durante los brotes aviares de virus H5N1 registrados en Asia indica que las actividades que comportan un riesgo particularmente elevado de infección humana son el sacrificio, desplume, despiece y preparación culinaria de las aves enfermas. Estas actividades son más frecuentes en las zonas rurales, donde la población suele sacrificar y consumir las aves de corral que mueren o presentan signos de enfermedad.

En los últimos días se ha aumentado considerablemente la vigilancia de los brotes de la enfermedad en las aves de corral. Está confirmada la existencia de brotes de gripe aviar por virus H5N1 hiperpatogénicos en seis provincias del este y el sureste del país, y se siguen investigando posibles brotes en otros lugares de la zona.

Evitar las actividades de alto riesgo sigue siendo para las poblaciones locales la principal forma de protegerse de la infección.

Compartir