Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Gripe aviar: situación en Turquía - Actualización Nº 4
Secuenciación de virus humanos

12 de enero de 2006

Las pruebas de laboratorio realizadas en Turquía han confirmado la presencia de virus de la gripe aviar del subtipo H5 en muestras de otros dos pacientes, uno residente en la provincia de Sanliurfa, cerca de la frontera meridional con Siria, y el otro en la provincia oriental de Siirt, adyacente a la provincia de Van. Así pues, hasta la fecha se han notificado casos humanos en nueve de las 81 provincias del país.

Ambos pacientes son niños, uno de 4 años y el otro de 6, y está demostrado que han tenido contacto directo con aves enfermas. Se cree que en la provincia de Sanliurfa ha habido brotes en las aves de corral de las pequeñas granjas domésticas desde finales de 2005. Los funcionarios del Ministerio de Agricultura han confirmado la existencia de brotes aviarios en 11 provincias y están investigando posibles brotes en otras 14 provincias de todo el país.

Las pruebas de laboratorio completadas hoy en Turquía han detectado virus del subtipo H5 en las muestras necrópsicas de la niña de 12 años de la provincia de Agri fallecida el 7 de enero. La niña era hermana de otros dos pacientes que fallecieron antes y cuya infección por virus H5N1 fue confirmada posteriormente por un laboratorio colaborador de la OMS en el Reino Unido.

Hasta ahora el Ministerio de Salud ha notificado 18 casos confirmados mediante pruebas de laboratorio, tres de los cuales, todos de la misma familia, han sido mortales.

Se han tomado disposiciones para enviar muestras de varios pacientes al laboratorio colaborador del Reino Unido, donde serán analizadas nuevamente. Debido a las fiestas oficiales que se celebran en Turquía por estas fechas, las muestras no llegarán al Reino Unido antes del lunes. El director del laboratorio colaborador se encuentra en Ankara para apoyar las labores de diagnóstico en el centro nacional de gripe. Se están buscando formas de agilizar el análisis de las muestras de los pacientes. Debido a la gran sensibilización de la población turca con respecto a la enfermedad y a los informes casi diarios sobre brotes aviarios en nuevas zonas, hay un gran número de personas preocupadas por su posible exposición y en espera de que las tranquilicen.

La evaluación rápida de los pacientes con posibles antecedentes de exposición está proporcionando una oportunidad única de conocer mejor la enfermedad en el ser humano. Asimismo, está generando datos que se pueden utilizar para evaluar la eficacia de los antivíricos, dado que la mayoría de las personas con antecedentes de exposición o síntomas respiratorios están recibiendo tratamiento con oseltamivir muy poco tiempo después del inicio de los síntomas o de forma profiláctica.

Los miembros de los equipos internacionales desplazados a la provincia de Van y a Ankara están trabajando hoy con los expertos locales para planificar los estudios pertinentes, que deberían ampliar los conocimientos sobre la epidemiología de la enfermedad, y en concreto sobre la posibilidad de que se hayan producido casos de transmisión de persona a persona, sobre la vulnerabilidad a la infección en los trabajadores sanitarios y en otros grupos expuestos durante la realización de su trabajo, y sobre la posibilidad de que se estén produciendo formas más leves de la enfermedad en la población general.

Todas las pruebas existentes indican que no se ha producido una transmisión sostenida de persona a persona. Al igual que en Asia, la principal fuente de infección es el contacto con aves enfermas. El riesgo de infección para quienes viajen a Turquía es ínfimo, siempre que eviten el contacto directo con aves domésticas o salvajes enfermas o muertas.

Información sobre la secuenciación génica de los virus humanos

El Instituto Nacional de Investigación Médica del Medical Research Council (Mill Hill, Londres), Centro Colaborador de la OMS para referencia e investigación sobre la gripe, ha completado hoy la secuenciación génica y el análisis antigénico de los virus aislados en los dos primeros casos humanos mortales del brote registrado en Turquía.

La información que ha recibido la OMS indica que esos virus son muy similares a los virus H5N1 aislados actualmente en las aves en Turquía. Asimismo, están estrechamente relacionados con los virus aislados en el gran brote que a finales de abril del año pasado afectó a las aves migratorias de la reserva natural del lago Qinghai en China.

Estos análisis indican que los virus de Turquía son sensibles a ambas clases de antivíricos, representadas por el oseltamivir y la amantadina. La OMS y los expertos que están colaborando con ella examinarán los datos sobre la sensibilidad a la amantadita. El oseltamivir sigue siendo el fármaco recomendado por la OMS como primera elección.

Los virus de uno de los pacientes presentan mutaciones en el sitio de unión al receptor. Una de las mutaciones ya se había observado anteriormente en virus aislados durante un pequeño brote registrado en Hong Kong en 2003 (dos casos, uno de ellos mortal) y en el brote registrado en Viet Nam en 2005. Las investigaciones realizadas indican que los virus del brote de Hong Kong de 2003 se unen preferentemente a los receptores de las células humanas, en comparación con los de las células aviarias. Los investigadores del laboratorio de Mill Hill prevén que los virus de Turquía también presenten esta característica.

La interpretación de la importancia de este hallazgo para la salud humana dependerá de los datos clínicos y epidemiológicos que se están recogiendo en Turquía.

Todas las pruebas disponibles indican que no se está produciendo una transmisión sostenida de persona a persona en ninguno de los países que están sufriendo casos humanos.

El actual nivel de alerta pandémica de la OMS se mantiene en la fase 3, lo cual significa que se están produciendo infecciones humanas con un nuevo subtipo de virus, pero que la gran mayoría de esas infecciones se adquieren directamente a partir de los animales.

Compartir