Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Fiebre chikungunya en la isla de La Reunión (Francia)

17 de febrero de 2006

Entre el 28 de marzo de 2005 y el 12 de febrero de 2006, los médicos de una red centinela de La Reunión han notificado 1722 casos de chikungunya, 326 de ellos en la semana del 6 al 12 de febrero. Las estimaciones obtenidas con un modelo matemático indican que en la isla ha habido 110 000 personas infectadas por el virus chikungunya desde marzo de 2005, y que 22 000 de ellas se han infectado en la semana de 6 al 12 de febrero. Durante la primera semana de febrero se han notificado casos en otros países del Océano Índico sudoriental: 206 casos en Mauricio y 1255 en Seychelles.

Debido a la amplitud de los brotes registrados en la región, la OMS tiene previsto enviar un equipo de la Oficina Regional para África (AFRO) y de la Sede para que evalúe las medidas de control que se han puesto en práctica. Entre dichas medidas se encuentra la lucha contra el vector, las campañas de educación sanitaria a través de los medios de comunicación para dar a conocer a la población las medidas de protección, y el fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica y de los vectores. El equipo visitará La Reunión, Madagascar y Mauricio, y examinará con las autoridades nacionales una estrategia subregional de vigilancia y control de la fiebre chikungunya y de otras enfermedades por arbovirus. Además, colaborará con la misión de control de vectores enviada por AFRO a Seychelles.

La fiebre chikungunya es una enfermedad vírica transmitida al ser humano por mosquitos infectados, generalmente Aedes aegypti, aunque puede haber otros mosquitos competentes como vectores. El nombre chickungunya viene del swahili y significa «caminar encorvado», debido al aspecto físico de los pacientes. La enfermedad se ha descrito en África, Asia Sudoriental, India meridional y Pakistán, y aparece sobre todo durante la estación lluviosa.

La fiebre chikungunya raramente produce la muerte del paciente. Los síntomas aparecen entre 4 y 7 días después de la picadura del mosquito infectado. Hay fiebre elevada, cefalea y grandes dolores articulares (tobillos, muñecas). Los síntomas pueden durar varias semanas. La principal medida preventiva consiste en detener la proliferación de los mosquitos, eliminando sus criaderos.

Puede obtener más información en

Compartir