Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Gripe aviar – Situación en el Pakistán - Actualización

27 December 2007

Se ha confirmado el primer caso humano de infección por virus de la gripe aviar H5N1 en el Pakistán. Las pruebas de laboratorio realizadas por el Laboratorio de Referencia de la OMS para virus H5 de El Cairo (Egipto) y el Centro Colaborador de la OMS para Referencia e Investigaciones sobre la Gripe de Londres (Reino Unido), han confirmado la presencia de la cepa A(H5N1) del virus de la gripe aviar en las muestras obtenidas de uno de los casos de la familia afectada. El caso que ha dado positivo para H5N1 es un varón de 25 años de la zona de Peshawar que el 21 de noviembre presentó síntomas de enfermedad respiratoria febril, fue hospitalizado el 23 de noviembre, y falleció el 28 de noviembre. Están en curso otros análisis de laboratorio, incluida la secuenciación génica.

A petición del Gobierno del Pakistán, un equipo de la OMS viajó a ese país para participar junto con las autoridades nacionales en las investigaciones en curso de varios presuntos casos humanos de infección por H5N1. Se ha llegado a las conclusiones siguientes:

  • En la evaluación de riesgos preliminar no se han encontrado pruebas de transmisión continuada o comunitaria de persona a persona.
  • Ninguno de los contactos directos identificados, incluidos los demás miembros de la familia afectada y el personal de salud que se ha ocupado de los casos, presenta síntomas; esas personas ya no se mantienen en observación médica estrecha.

El Ministerio de Salud del Pakistán ha adoptado oportunamente medidas para investigar y confinar este evento, en particular para aislar los casos, rastrear y monitorear los contactos, realizar investigaciones epidemiológicas pormenorizadas, aumentar la disponibilidad de equipos de protección personal, reservar zonas hospitalarias para todos los nuevos casos sospechosos, y aplicar otras medidas antiinfecciosas. Además, las autoridades de agricultura, incluido el Ministerio de Alimentación, Agricultura y Ganadería, así como la FAO, han intervenido activamente en los aspectos técnicos del control de este limitado brote.

Compartir