Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Un caso de fiebre hemorrágica de Marburgo importado de Uganda en los Países Bajos

10 de julio de 2008

El Gobierno de los Países Bajos ha notificado a la OMS un caso de fiebre hemorrágica de Marburgo en una turista neerlandesa que había estado en Uganda. La infección por el virus de Marburgo se ha confirmado mediante pruebas de laboratorio realizadas en el Instituto Bernhard Nocht de Hamburgo (Alemania).

La paciente, de 40 años, estuvo en Uganda del 5 al 28 de junio de 2008, y entró en cuevas en dos ocasiones, la primera de ellas el 16 de junio en Fort Portal. No se vieron murciélagos en esa cueva, pero la paciente estuvo expuesta a murciélagos de la fruta en su visita, el 19 de junio, a una cueva de serpientes pitón en el bosque de Maramagambo, entre Queen Elisabeth Park y Kabale. Se cree que en esa cueva hay murciélagos de especies que, según se ha verificado en otros lugares del África subsahariana, son portadoras de filovirus. Los filovirus causan dos tipos de fiebre hemorrágica: la de Marburgo y la del Ebola. En esa cueva hay muchos murciélagos y se ha informado que la mujer tuvo contacto directo con uno de ellos.

La mujer volvió a los Países Bajos el 28 de junio en buen estado de salud. Los primeros síntomas (fiebre y escalofríos) aparecieron el 2 de julio, y fue hospitalizada el día 5. Su estado clínico se deterioró el 7 de julio, cuando presentó insuficiencia hepática y hemorragia grave, y sigue en estado crítico.

Se ha iniciado un rastreo de los contactos no protegidos que hayan podido estar expuestos al caso después del 2 de julio, a fin de detectar posibles casos de fiebre. Aunque son necesarias más investigaciones epidemiológicas para excluir otros posibles lugares de exposición al virus de Marburgo, como precaución las autoridades neerlandesas han alertado a la agencia de viajes para que evite las visitas a cuevas hasta que haya más información.

Exceptuando el guía local, no hubo ciudadanos de otros países en ese viaje, pero la cueva del bosque de Maramagambo es una atracción turística. No se han tomado medidas con respecto a los pasajeros del vuelo procedente de Uganda, puesto que tuvo lugar cuatro días antes de la aparición de los síntomas.

La OMS ha informado al Ministerio de Salud de Uganda, que tomará las medidas apropiadas para investigar este caso en el país, y le ha recomendado que aconseje a todos los residentes y viajantes a que eviten entrar en cuevas habitadas por murciélagos.

Para más información

Compartir