Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Virus Ebola-Reston en el cerdo y el ser humano en Filipinas

El 23 de enero de 2009, el Gobierno de Filipinas anunció la detección de anticuerpos IgG frente al virus Ebola Reston (ERV) en una persona que podía haber estado en contacto con cerdos enfermos. El 30 de enero de 2009, el Gobierno anunció la detección de anticuerpos anti-ERV en otras cuatro personas: dos granjeros de Bulacán y otro de Pangasinán (las dos granjas, ambas en el norte de Luzón, están en cuarentena por haberse detectado infecciones porcinas por ERV) y un carnicero de un matadero de Pangasinán. El caso seropositivo anunciado el 23 de enero tiene una explotación doméstica de cerdos en Ciudad Valenzuela (un barrio del área metropolitana de Manila).

El Departamento de Salud de Filipinas ha dicho que estas personas seropositivas parecen tener buena salud y no haber sufrido ninguna enfermedad importante en los últimos 12 meses. El equipo de investigación cree que es posible que todas ellas hayan estado expuestas al virus por contacto directo con cerdos enfermos. El uso de equipo de protección personal no es una práctica frecuente entre quienes trabajan con estos animales.

Estas observaciones y estudios anteriores sobre el ERV indican que el virus puede transmitirse al ser humano sin producir enfermedad. Sin embargo, los datos disponibles al respecto se refieren únicamente a adultos, y sería prematuro extrapolarlos a todos los grupos de población. La amenaza para la salud humana es probablemente pequeña en adultos sanos, pero desconocida en otros grupos de población, como los pacientes inmunodeprimidos o con trastornos médicos subyacentes, las embarazadas y los niños.

El Gobierno de Filipinas está rastreando los contactos de las cinco personas seropositivas. Además se están realizando pruebas en otras personas que podrían haber estado en contacto con cerdos enfermos en las dos granjas de las provincias de Bulacán y Pangasinán que están en cuarentena por haberse detectado en 2008 casos de coinfección por virus del síndrome respiratorio y reproductor porcino y ERV. Las dos granjas siguen en cuarentena, y el Gobierno de Filipinas mantiene la interrupción voluntaria de las exportaciones de cerdos vivos y de carne de cerdo fresca y congelada.

El Gobierno de Filipinas ha anunciado una estrategia combinada de los Departamentos de Salud y Agricultura para reducir los riesgos sanitarios animales y humanos del ERV, en la que, según destacan, desempeñarán una función esencial los gobiernos locales, los criadores de cerdos y el público.

Junto con sus asociados internacionales, la OMS seguirá apoyando al Gobierno de Filipinas en sus esfuerzos por conocer mejor el ERV, sus efectos en el ser humano y las medidas necesarias para reducir todo riesgo para el ser humano.

Compartir

Enlaces conexos