Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Poliomielitis en Nigeria

En 2009, los estados septentrionales de Nigeria han sufrido un gran brote de poliomielitis causado por el poliovirus salvaje de tipo 3 (WPV3), que ha provocado 258 casos (en el mismo periodo de 2008 se registraron 32 casos). El WPV3 del norte de Nigeria se ha propagado este año internacionalmente al Níger. Desde febrero de 2009 se ha registrado asimismo un número creciente de casos de poliomielitis debidos a un poliovirus circulante de tipo 2 de origen vacunal (cVDPV2) en el norte de Nigeria (103 casos hasta la fecha en 2009 cuando en el mismo periodo de 2008 se registraron 31 casos). Los dos serotipos presentan una riesgo persistente de propagación internacional, que en el caso del cVDPV2 va en aumento. Aunque el número de casos debidos al cVDPV2 es inferior al de los causados por el WPV3, la circulación de aquel serotipo tiene particular importancia internacional, pues el caso de poliomielitis más reciente debido a un poliovirus salvaje circulante de tipo 2 (WPV2) se registró en 1999.

En respuesta a esos riesgos, Nigeria ha llevado a cabo actividades complementarias de inmunización antipoliomielítica a escala nacional con vacuna antipoliomielítica oral monovalente de tipo 3 (mOPV3) a finales de enero de 2009 y con OPV trivalente desde el 30 de mayo hasta el 2 de junio. Se ha previsto llevar a cabo este mismo año actividades complementarias de inmunización adicionales, en particular una con OPV trivalente en agosto.

Para reducir al mínimo el riesgo de propagación internacional de esos poliovirus, y sus consecuencias, los países del África occidental y oriental, en particular los fronterizos con los estados afectados del norte de Nigeria, deberían reforzar la vigilancia de la parálisis fláccida aguda, detectar las subpoblaciones nacionales con déficit de inmunización, y reforzar la inmunización sistemática con OPV trivalente. Los países afectados por la presencia de poliovirus importados deberían seguir complementando la inmunización sistemática mediante actividades de respuesta a gran escala ante los brotes epidémicos con la OPV correspondiente, de conformidad con la resolución WHA59.1 de la Asamblea Mundial de la Salud.

Para más información:

Compartir