Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Fiebre del Valle del Rift en Sudáfrica — Actualización

El 27 de abril de 2010, las autoridades sanitarias de Alemania notificaron un caso de fiebre del Valle del Rift (FVR) confirmado mediante pruebas de laboratorio en una turista que volvió a Alemania tras un viaje a Sudáfrica del 17 de marzo al 8 de abril. La paciente y tres compañeros de viaje visitaron zonas rurales y reservas de caza a lo largo de la costa de las provincias de Eastern Cape y Western Cape. El 7 de abril la paciente presentó fiebre, cefalea y exantema. Casi al mismo tiempo sus compañeros de viaje presentaron un cuadro similar. Las autoridades sanitarias alemanas están investigando las circunstancias de la infección en el caso confirmado.

Hasta el 3 de mayo de 2010, el Ministerio de Salud de Sudáfrica había notificado 172 casos, 15 de ellos mortales, desde el inicio del brote en las provincias de Free State, Eastern Cape, Northern Cape, Western Cape y North West. Aunque la mayoría de los casos refieren haber tenido contacto directo con ganado infectado por el virus de la FVR o están epidemiológicamente relacionados con granjas en las que ha habido casos confirmados de FVR en los animales, en algunos todavía no se conoce la vía de transmisión, y no se puede excluir la exposición a mosquitos infectados.

El Gobierno de Sudáfrica ha aplicado medidas de salud pública para controlar el brote: difusión entre la población de mensajes fundamentales para reducir el riesgo, elaboración de directrices para el personal sanitario sobre la identificación y notificación de los casos, la investigación de laboratorio, el manejo clínico de los casos, el control de las infecciones hospitalarias, las medidas de salud pública para la prevención y el control, y la vacunación de los animales en las zonas no afectadas.

La OMS no aconseja restricciones a los viajes internacionales con origen o destino a Sudáfrica, pero recomienda que quienes viajen a ese país, y en especial quienes tengan previsto visitar granjas o reservas de caza, eviten el contacto con sangre y tejidos animales, así como la ingestión de leche no pasteurizada o no hervida y de carne cruda.

Los viajeros deben tomar precauciones adecuadas contras las picaduras de mosquitos y otros insectos hematófagos (uso de repelentes y mosquiteros). Los profesionales y los servicios de medicina de los viajeros deben conocer la situación actual de la FVR en Sudáfrica para prestar los consejos y la atención pertinentes.

Para más información, véase:

Compartir