Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Cólera en Haití - Actualización

Hasta el 27 de octubre el Ministerio de Salud de Haití había notificado 4722 casos de cólera, 303 de ellos mortales. Se han notificado casos confirmados en los departamentos de Artibonite (76,5%), Central (22,9%), Nordeste y Norte.

Las prioridades de la estrategia nacional de respuesta a la epidemia de cólera del Gobierno de Haití consisten en proteger a las comunidades, fortalecer los centros de atención primaria que hay en funcionamiento en el país, y crear una red de centros de tratamiento del cólera y de hospitales designados para tratar los casos graves.

Las cepas de Vibrio cholerae 01 Ogawa aisladas en Haití y analizadas en el Laboratorio Nacional de Salud Pública y en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los EE.UU. han mostrado resistencia a los antibióticos siguientes: trimetoprim-sulfametoxazol, furazolidona, ácido nalidíxico y estreptomicina. Dichas cepas son sensibles a la tetraciclina, doxiciclina y ciprofloxacino. Se está procediendo a la secuenciación génica completa de las cepas.

La respuesta de la OPS/OMS

Siguen las actividades de socorro, y el Gobierno, la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), los organismos de las Naciones Unidas y las organizaciones no gubernamentales siguen prestando asistencia en un número cada vez mayor de lugares. Dichas actividades son coordinadas por la OPS, otros organismos de las Naciones Unidas y las autoridades sanitarias de los Estados Miembros de la OMS de la Región y de otras regiones.

La OPS sigue movilizando hacia Haití y la República Dominicana a expertos internacionales en epidemiología, comunicación de riesgos, tratamiento de casos, laboratorio, agua y saneamiento, logística y LSS/SUMA (sistema de gestión de suministros humanitarios).

Gracias a la financiación internacional se han adquirido más suministros médicos que pronto llegarán a Haití: 50 000 unidades de líquidos intravenosos (lactato de Ringer) y 10 kits de tratamiento de enfermedades diarreicas suficientes para tratar 400 a 500 casos graves de cólera.

La expertos de la OPS y los CDC están colaborando para mejorar la vigilancia y notificación de los casos, el análisis de las muestras de agua de los ríos y de otras fuentes, y el seguimiento de la resistencia a los antibióticos.

Para apoyar las medidas de planificación del Ministerio de Salud de Haití y los planes de contingencia de la República Dominicana, la OPS y los CDC están realizando modelos de previsión de la dinámica y de la posible propagación del brote. No obstante, cabe señalar que ni los mejores modelos permitirán predecir con exactitud el curso de la epidemia.

La OMS no recomienda ninguna restricción de los viajes ni del comercio entre países ni entre diferentes regiones de un país que esté sufriendo brotes de cólera. No se exige que los viajeros demuestren estar vacunados contra el cólera y tampoco hay necesidad de someterlos a la obtención de muestras rectales ni a análisis de heces. No es necesaria cuarentena en las fronteras, medida que desvía recursos y puede dificultar la cooperación entre instituciones y países.

PARA MÁS INFORMACIÓN VÉASE

Compartir