Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Poliomielitis en el Chad

El Chad está sufriendo brotes de poliovirus salvajes de tipo 1 (WPV1: 65 casos en 2011) y 3 (WPV3: tres casos).

El brote de WPV3 no se ha interrumpido desde noviembre de 2007, por lo que se considera que la transmisión de WPV3 se ha restablecido en el país. En septiembre de 2010 empezó un brote de WPV1 (por un virus importado del norte de Nigeria) que no ha hecho más que intensificarse. Inicialmente limitado a N'Djamena y alrededores, el WPV1 se ha propagado en 2011 a otras zonas del país, hacia el sur (donde afecta a zonas fronterizas con la República Centroafricana y el Camerún) y el este (donde afecta a zonas fronterizas con el Sudán).

Históricamente, el Chad se ha visto implicado en la propagación internacional de poliovirus. Entre 2004 y 2006, el WPV1 se propagó del Chad oriental al Sudán, y posteriormente a otras zonas del Cuerno de África, Arabia Saudita, Yemen e Indonesia, causando 1230 casos en esos países, y un gasto de más de US$ 500 millones en las respuestas internacionales de emergencia frente a esos brotes. Además, entre 2008 y 2009, el WPV3 se propagó del Chad meridional hacia el Camerún y la República Centroafricana.

Los dos brotes del Chad requieren medidas urgentes para mejorar la calidad de las actividades de vacunación, de modo que la vacuna antipoliomielítica oral (OPV) llegue a más niños de todos el país, y en particular de N'Djamena y alrededores, y del sur y el oriente del país. Las deficiencias de la vigilancia subnacional de la parálisis flácida aguda (AFP) no permiten excluir que haya una mayor circulación de WPV sin detectar.

Para hacer frente a la situación de forma urgente, el Gobierno del Chad, con el apoyo técnico de los asociados, acaba de ultimar un plan nacional semestral de emergencia contra la poliomielitis. En mayo se realizaron días nacionales de inmunización con OPV bivalente, y para el mes de junio están previstas actividades suplementarias de inmunización (ASI). El Gobierno del Chad y los asociados están colaborando para garantizar que se destine apoyo técnico a las zonas prioritarias; se utilizarán estrategias especiales para llegar a las poblaciones de alto riesgo y se ampliará la capacidad técnica para suplir las deficiencias de la vigilancia en el ámbito subnacional. Para mejorar la rendición de cuentas con respecto a la ejecución del programa, se monitorizarán regularmente indicadores clave. De conformidad con el Plan Nacional de Emergencia contra la Poliomielitis, los jefes de las administraciones distritales se harán cargo de la supervisión de los exámenes de la ejecución tras cada ASI y presentarán informes con resultados claros a los gobernadores provinciales, cuyas oficinas supervisarán directamente la puesta en práctica del plan. En el ámbito nacional, el Ministerio de Salud preparará informes mensuales sobre la ejecución y los presentará a la oficina del Primer Ministro.

A lo largo de 2010 y 2011, los países vecinos del Chad —sobre todo el Camerún, la República Centroafricana y el Sudán— han llevado a cabo múltiples ASI para reducir al mínimo el riesgo de reinfección. Es importante que los países de toda África Central y del Cuerno de África refuercen la vigilancia de la parálisis flácida aguda para poder detectar rápidamente las importaciones de poliovirus y facilitar respuestas oportunas. Los países también deben seguir potenciando la cobertura de la inmunización sistemática contra la poliomielitis para reforzar la inmunidad de la población y minimizar el riesgo de importación.

Potencial propagación internacional:

La respuesta a los brotes ha sido insuficiente en 2010 y 2011. Teniendo en cuenta la transmisión no controlada y geográficamente extensa de ambos serotipos de OPV, los antecedentes históricos de propagación a los países vecinos y la propagación reciente del WPV1 por todo el Chad (incluidas zonas fronterizas con la República Centroafricana y el Sudán), la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que hay un alto riesgo de mayor propagación internacional. Como la peregrinación a La Meca (Arabia Saudita) empezará este año a principios de noviembre y el Ramadán a principios de agosto, se supone que los peregrinos de África central y occidental ya han empezado a desplazarse, lo cual aumenta aún más el riesgo de propagación de la poliomielitis. Arabia Saudita publicó el mes pasado los requisitos exigidos a los peregrinos con respecto a la vacunación antipoliomielítica.

Recomendación de la OMS:

La OMS recomienda que todos los viajeros de zonas infectadas por la poliomielitis reciban vacunación completa contra la enfermedad antes de viajar. Según lo recomendado en la publicación de la OMS Viajes internacionales y salud, los viajeros que entren o salgan del Chad deben tener plena protección vacunal. Quienes viajen al Chad y hayan recibido en el pasado tres o más dosis de OPV deben recibir una nueva dosis de vacuna antipoliomielítica antes de la partida. Toda persona no inmunizada que tenga previsto viajar al Chad necesita una vacunación completa. Los viajeros procedentes del Chad deben recibir una vacunación antipoliomielítica completa antes de abandonar el país o, como mínimo, una dosis de OPV. Algunos países libres de poliomielitis también pueden exigir a los viajeros procedentes del Chad que se inmunicen contra la poliomielitis antes de concederles visados de entrada.

Para más información, véase:

Compartir