Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Fiebre hemorrágica del Ebola en Uganda

El Ministerio de Salud de Uganda ha notificado a la OMS un brote de fiebre hemorrágica del Ebola en el distrito de Kibaale, situado en la parte occidental del país.

Desde principios de julio de 2012 se han comunicado 20 casos, 14 de ellos mortales. El caso índice se identificó en una familia del pueblo de Nyanswiga (subcondado de Nyamarunda, distrito de Kibaale), donde se han registrado 9 de los casos mortales. Entre los fallecidos había una profesional sanitaria de nivel medio que había atendido a un paciente, y su hijo de 4 meses. Nueve de las 14 muertes se han producido en un mismo hogar.

La confirmación mediante pruebas de laboratorio se ha realizado en el Instituto Ugandés de Investigaciones Virológicas de Entebbe.

En la actualidad hay hospitalizados dos casos que se encuentran en situación estable. El primero, ingresado el 26 de julio de 2012, es una mujer de 38 años que atendió a su hermana, la profesional sanitaria fallecida. El segundo, ingresado el 23 de julio de 2012, es una mujer de 30 años que participó en la inhumación del caso índice. Ambas ingresaron con fiebre, vómitos, diarrea y dolor abdominal. Hasta ahora ninguna de las dos ha tenido hemorragias, signo frecuente en pacientes con fiebres hemorrágicas víricas.

El Ministerio de Salud está colaborando con otros interesados y asociados para tratar de controlar el brote. Se han ultimado los planes de respuesta en el ámbito nacional y distrital. Se ha reactivado un grupo especial nacional coordinado por el Ministerio de Salud que se reúne diariamente en la sede del Ministerio. En Kibbale se ha creado un grupo especial distrital para coordinar mejor la respuesta sobre el terreno. En los distritos colindantes se ha implantado un estado de alerta máxima y se ha intensificado la vigilancia.

Un equipo de expertos del Ministerio de Salud, la OMS y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los EE.UU. se ha desplazado a Kibaale para prestar apoyo a las operaciones de respuesta. Se están identificando todos los posibles contactos que hayan estado expuestos a los casos confirmados o sospechosos desde el 6 de julio de 2012 con el fin de someterlos a un seguimiento activo. Se están movilizando los suministros y la logística necesaria para el tratamiento de apoyo de los pacientes.

En el hospital de Kibaale se ha habilitado temporalmente una sala de aislamiento para los casos sospechosos, probables y confirmados. Médecins Sans Frontières (MSF) de los Países Bajos ha movilizado los recursos necesarios para el centro de aislamiento del hospital. El Ministerio de Salud y el hospital de Mulago han movilizado personal para trabajar en el centro de aislamiento, pero se necesita más personal con urgencia.

El Ministerio de Salud ha informado a la población para que adopte las medidas pertinentes para evitar la propagación de la enfermedad y notifique todo caso sospechoso a la unidad sanitaria más cercana.

La OMS no recomienda que se impongan restricciones a los viajes ni al comercio con Uganda.

Compartir

Enlaces conexos