Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Brote de fiebre hemorrágica del Ebola en la República Democrática del Congo – Actualización

A fecha de 7 de octubre de 2012, en la República Democrática del Congo (RDC) se habían notificado 49 casos de fiebre hemorrágica del Ebola (31 confirmados mediante pruebas de laboratorio y 18 probables), 24 de ellos mortales (10 confirmados y 14 probables).

Los casos proceden de las zonas sanitarias de Isiro y Viadana en el distrito de Haut-Uélé (provincia Orientale).

El Ministerio de Salud sigue colaborando con los asociados (OMS, Médecins Sans Frontières, Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. y Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) en el grupo especial nacional que ha creado para identificar todas las posibles cadenas de transmisión de la enfermedad y garantizar la adopción de las medidas adecuadas para interrumpir la transmisión y detener el brote.

Prosiguen las actividades en el campo de la coordinación, prevención y control de la infección, vigilancia, epidemiología, tratamiento de los casos, información pública, movilización social, apoyo psicosocial, análisis antropológico y logística.

La OMS y la Red Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos han enviado expertos que colaboran en las operaciones de respuesta, en particular en el establecimiento de un laboratorio de campo y en la prevención y control de la infección en el entorno sanitario.

Los análisis y la confirmación de las muestras iniciales se realizaron en el Instituto Ugandés de Investigaciones Virológicas. Al inicio del brote los CDC montaron un laboratorio de campo en Isiro, zona donde la Agencia de Salud Pública del Canadá sigue prestando apoyo con sus laboratorios móviles para lograr un diagnóstico rápido sobre el terreno.

Entre las actividades en curso en Isiro y zonas limítrofes se encuentran la capacitación de los profesionales sanitarios en materia de prevención y control de la infección, la prestación de apoyo al tratamiento de los casos, el fortalecimiento de la vigilancia, la colaboración con los curanderos tradicionales en la concienciación de la población acerca de la enfermedad, la prestación de apoyo psicosocial a las familias afectadas y la realización de actividades de sensibilización en las escuelas.

La OMS no recomienda que se impongan restricciones a los viajes a la RDC ni al comercio con este país en relación con este evento.

Información general sobre el control de la infección por el virus del Ebola en el entorno sanitario

La transmisión del virus del Ebola de persona a persona se asocia fundamentalmente al contacto directo con sangre y líquidos corporales. Se han descrito casos de transmisión al personal sanitario cuando no se han adoptado las medidas apropiadas de control de la infección.

Los profesionales sanitarios que atiendan a pacientes con infección confirmada por virus del Ebola o a casos sospechosos tienen que poner en práctica medidas de control de la infección para evitar toda exposición a la sangre y a los líquidos corporales de los pacientes y/o el contacto directo sin protección con ambientes posiblemente contaminados. Además, es fundamental que se apliquen a todos los pacientes y en todos los entornos sanitarios las medidas precautorias generales, y en particular el lavado de las manos, el uso de guantes y otros equipos de protección personal y las prácticas de inyección seguras.

Compartir