Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Infección por un nuevo coronavirus - Actualización

No se han notificado más casos de infección por el nuevo coronavirus desde el 22 de septiembre de 2012. Hasta la fecha y tras un cuidadoso seguimiento de los contactos íntimos de los dos casos confirmados y del reforzamiento de la vigilancia mundial, sigue sin haber pruebas de que el virus se transmita de persona a persona.

Los gobiernos de Arabia Saudita, Qatar y el Reino Unido siguen trabajando para esclarecer la enfermedad y el posible origen de la infección. La OMS está prestando apoyo a las autoridades nacionales en las investigaciones que están llevando a cabo, y ha enviado a Arabia Saudita y Qatar expertos que forman parte de un equipo internacional. Estos estudios epidemiológicos y científicos, junto con los que se realicen en el futuro, proporcionarán un mejor conocimiento del nuevo coronavirus.

La OMS sigue cooperando con los ministerios de salud y otros asociados internacionales en la coordinación de las medidas para lograr una detección pronta, un diagnóstico rápido y un tratamiento apropiado de la infección causada por este nuevo virus.

Teniendo en cuenta la situación general, la OMS alienta a los Estados Miembros a que sigan con su vigilancia habitual para garantizar la detección pronta y una respuesta rápida a cualquier posible amenaza para la salud pública. La OMS seguirá coordinando las medidas de vigilancia en el ámbito internacional.

Este evento fue detectado rápidamente por la comunidad internacional de la salud pública y notificado a la OMS según lo estipulado en el Reglamento Sanitario Internacional (2005). Ello demuestra el valor que tiene el hecho de disponer de sistemas y procesos adecuados de detección precoz, evaluación de los riesgos y difusión de información para poner en práctica una respuesta adecuada.

Compartir