Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9) - Actualización

Brote epidémico

El 19 de marzo de 2014, la Comisión de Salud y Planificación Familiar de China notificó a la OMS tres nuevos casos de infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9) confirmada mediante pruebas de laboratorio.

A continuación se describe resumidamente ese caso:

  • Mujer de 71 años de la ciudad de Shenzhen (provincia de Guangdong), con antecedentes de exposición a aves de corral, que enfermó el 5 de marzo y fue hospitalizada el 15. Su estado es grave.
  • Hombre de 73 años de la ciudad de Shenzhen (provincia de Guangdong), con antecedentes de exposición a aves de corral, que enfermó el 10 de marzo y fue hospitalizado el 17. Su estado es crítico.
  • Mujer de 75 años de la ciudad de Chenzhou (provincia de Hunan) que enfermó el 10 de marzo. Está hospitalizada y su situación es estable.

El Gobierno de China ha tomado las siguientes medidas de vigilancia y control:

  • fortalecimiento de la vigilancia y análisis de la situación;
  • reforzamiento de la gestión y el tratamiento de los casos;
  • comunicación pública del riesgo y difusión de información.

Casos humanos esporádicos

La evaluación global del riesgo no ha cambiado.

El hecho de que se hayan detectado virus de la gripe aviar A(H7N9) en aves de corral vivas exportadas de China continental a la RAE de Hong Kong demuestra la posibilidad de que el virus se propague por el desplazamiento de aves de corral vivas, pero por el momento no hay indicios de que se haya producido una propagación internacional de la gripe aviar por virus A(H7N9). No obstante, como la infección no produce signos de enfermedad en las aves de corral, es necesario mantener la vigilancia.

Es de prever que se produzcan nuevos casos humanos esporádicos de infección por virus A(H7N9) en las zonas afectadas, y posiblemente en zonas vecinas.

En caso de que algún paciente de las zonas afectadas viaje al extranjero, es posible que la infección se detecte en otro país a su llegada. Aún así, es improbable una propagación a nivel comunitario, dado que el virus no se transmite fácilmente de persona a persona. Hasta que el virus se adapte a una transmisión eficiente de persona a persona, el riesgo de propagación internacional por viajeros es bajo.

Consejos de la OMS

La OMS aconseja a quienes viajen a países donde haya brotes conocidos de gripe aviar que eviten las granjas de aves, el contacto con animales en los mercados de aves vivas, la entrada en instalaciones donde se sacrifiquen aves de corral y el contacto con cualquier superficie que parezca estar contaminada por heces de aves de corral o de otros animales. Los viajeros deben lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, y prestar atención a la inocuidad y la higiene de los alimentos.

La OMS no recomienda la realización de exámenes especiales en los puntos de entrada ni la aplicación de restricciones a los viajes ni al comercio en relación con este evento.

Como siempre, habrá que pensar en el diagnóstico de infección por virus de la gripe aviar en pacientes que presenten síntomas respiratorios agudos graves durante viajes a zonas donde haya gripe aviar, o poco después de la vuelta de dichos viajes.

La OMS alienta a los países a que sigan reforzando la vigilancia de la gripe, en particular la vigilancia de las infecciones respiratorias agudas graves; examinen cuidadosamente todos los casos inusuales para garantizar la notificación de las infecciones humanas de conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional (2005), y sigan con sus medidas nacionales de preparación sanitaria.

Compartir