Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Brote de poliomielitis en Oriente Medio — Actualización

Transmisión mantenida en la República Árabe Siria y propagación internacional

Brote epidémico

Se mantiene la respuesta para detener urgentemente el brote de poliomielitis en Oriente Medio.

A fecha de 20 de marzo de 2014, en la República Árabe Siria se habían notificado 37 casos de infección por poliovirus salvajes del tipo 1 (WPV1): 25 notificados por el Ministerio de Salud y 12 en zonas en conflicto (Alepo, Edleb y Deir Al Zour), los cuales todavía no están reflejados en las cifras oficiales. El caso más reciente de parálisis es del 17 de diciembre de 2013, en Edleb.

Otra prueba de la propagación regional ha sido la notificación esta semana de un caso de infección por WPV1 en Iraq, el primero que se produce en el país desde 2000. El paciente, un niño de 6 meses de Baghdad que no había sido vacunado, presentó la parálisis el 10 de febrero de 2014. La secuenciación génica indica que el virus está estrechamente relacionado con los virus detectados en la República Árabe Siria. También se han aislado WPV1 en la hermana del paciente, de 3 años, quien no ha presentado síntomas. Hay buenas perspectivas de que este brote se controle rápidamente, dado que Iraq forma parte del mecanismo de respuesta de emergencia al brote de Oriente Medio desde que en octubre de 2013 se confirmó la existencia de poliomielitis en la República Árabe Siria, a raíz de lo cual todos los países de la Región del Mediterráneo Oriental de la OMS declararon en una resolución conjunta la erradicación de la poliomielitis como emergencia y pidieron apoyo para negociar y establecer vías de acceso a aquellos niños a los que todavía no les llega la vacunación antipoliomielítica.

Desde octubre, en Iraq se han realizado dos campañas de inmunización nacionales y tres subnacionales cuya calidad global ha sido buena. Según los informes, en cada una de esas campañas se logró una cobertura del 95%, aproximadamente, aunque la cifra ha variado en función de las zonas. Según las estimaciones de la OMS y el UNICEF para 2012, el nivel de inmunización sistemática ronda el 70% en Iraq y el 81% en Baghdad.

Como parte de la respuesta al brote, se ha tratado de mejorar la sensibilidad de la vigilancia subnacional, sobre todo en la República Árabe Siria, para poder determinar plenamente la magnitud de la transmisión. No obstante, dicha vigilancia sigue presentando deficiencias, sobre todo en las zonas de Damasco, Alepo, Homs, Lattakia, Quneitra y Al Raqa, aunque ha mejorado en otras prefecturas del nordeste del país, entre ellas la de Deir Al Zour.

Se ha completado ya la fase 1 de la respuesta regional al brote. Desde octubre de 2013 se han realizado en la región 24 actividades suplementarias de inmunización (ASI) para hacer llegar múltiples dosis a más de 22 millones de niños. Así, se han realizado:

  • dos ASI nacionales y una subnacional en Egipto;
  • dos ASI nacionales y tres subnacionales en Iraq;
  • tres ASI nacionales en Jordania;
  • tres ASI nacionales en el Líbano;
  • cinco ASI nacionales en la República Árabe Siria;
  • tres ASI subnacionales en Turquía, y
  • dos ASI en la Ribera Occidental y la Franja de Gaza.

La fase 2 se iniciará el 1 de abril de 2014 con campañas nacionales en Egipto (1-3 de abril), la República Árabe Siria e Iraq (6-10 de abril) y el Líbano (Abril), y nuevas campañas en toda la región en mayo.

En Israel se siguen detectando muestras positivas para WPV1 mediante la vigilancia medioambiental. En total, se han recogido 186 muestras positivas desde el 3 de febrero de 2013, siendo la más reciente del 16 de febrero de 2014. En la Ribera Occidental y la Franja de Gaza la vigilancia medioambiental también ha propoprcionado tres muestras positivas para WPV1, la más reciente en enero de 2014. No se han detectado casos de parálisis poliomielítica en Israel, la Ribera Occidental ni la Franja de Gaza; solo se han aislado WPV1 en muestras de aguas negras.

Se mantiene la alerta de vigilancia en la región y se pide a los países que busquen activamente posibles nuevos casos, además de llevar a cabo las ASI recomendadas con la vacuna antipoliomielítica oral. El riesgo de que prosiga la propagación internacional en la región sigue siendo elevado. De acuerdo con las recomendaciones de la publicación de la OMS Viajes internacionales y salud, los viajeros que entren o salgan de zonas afectadas por la poliomielitis deben estar plenamente vacunados contra esta enfermedad.

Compartir