Preparación y respuesta ante emergencias

Infección por el virus de Zika — Cabo Verde

Brote epidémico
21 de diciembre de 2015

El 21 de octubre de 2015, el Centro Nacional de Enlace para el RSI de Cabo Verde informó a la OMS de la primera epidemia de infección por el virus de Zika en el país.

El 5 de octubre de 2015, centros sanitarios de la ciudad de Praia, en la isla de Santiago, empezaron a notificar casos de erupción cutánea pruriginosa con y sin fiebre. Los síntomas de los primeros casos aparecieron el 27 de septiembre. Hasta el 14 de octubre ya se habían notificado 165 casos.

Se enviaron muestras de sangre de 64 casos al Instituto Pasteur de Dakar (Senegal), y 17 de ellas dieron positivo para el virus de Zika: 15 por serología (IgM positiva) y 2 en la prueba de la reacción en cadena de la polimerasa con retrotranscriptasa. Entre los diagnósticos diferenciales se encuentran el dengue, la fiebre chikungunya, la fiebre del Valle del Rift, la fiebre del Nilo Occidental y la fiebre amarilla. Las muestras también dieron negativo para el sarampión y la rubéola.

Entre finales de septiembre y el 6 de diciembre se han notificado 4744 casos sospechosos de infección por el virus de Zika en varios municipios de la isla de Santiago (Praia, Santa Catarina, Santa Cruz, São Domingos y Tarrafal) y de otras islas (Maio, Fogo y Boa Vista). El 81% de los casos (3845) corresponden al municipio de Praia. Hasta ahora no se han descrito complicaciones neurológicas.

Respuesta de salud pública

El Ministerio de Salud ha adoptado varias medidas de prevención y control:

  • fortalecimiento del sistema de vigilancia,
  • mejoramiento de los mecanismos de confirmación de laboratorio,
  • mejoramiento de la atención a los casos,
  • realización de actividades de movilización social y control de los vectores,
  • elaboración con el Instituto Pasteur de Dakar de un protocolo para evaluar la circulación del virus y la amplificación del riesgo entomológico,
  • seguimiento de las embarazadas para detectar casos de microcefalia y complicaciones neurólogicas (se están siguiendo unos 30 casos en embarazadas).

La OMS está proporcionando ayuda financiera y técnica a las actividades de control de los vectores.

Consejos de la OMS

La proximidad de los lugares de cría del mosquito vector a las viviendas humanas es un importante factor de riesgo de infección por el virus de Zika. La prevención y el control se basan en la reducción de la cría de mosquitos mediante la reducción de las fuentes (eliminación y modificación de los lugares de cría) y del contacto entre los mosquitos y las personas. Esto se puede lograr reduciendo el número de hábitats acuáticos naturales y artificiales en los que pueden vivir las larvas, reduciendo la población de mosquitos adultos alrededor de las comunidades en riesgo, y utilizando barreras como los repelentes, los mosquiteros, el cierre de puertas y ventanas y la utilización de prendas largas. Dado que los mosquitos Aedes, principal vector, pican durante el día, se recomienda que quienes duerman durante el día, sobre todo los niños, los enfermos y los ancianos, se protejan con mosquiteros tratados con insecticidas. Las espirales antimosquitos y otros vaporizadores de insecticidas también pueden reducir la probabilidad de picadura.

Durante los brotes se puede proceder periódicamente a la fumigación de insecticidas para matar los mosquitos voladores. Los insecticidas adecuados (los recomendados por el Plan OMS de evaluación de plaguicidas) también se pueden utilizar como larvicidas para tratar recipientes de agua relativamente grandes.

Quienes viajen a zonas de alto riesgo, en particular las embarazadas, deben adoptar precauciones básicas para protegerse de las picaduras de mosquitos, como el uso de repelentes y de prendas claras, pantalones largos y camisas de manga larga, además de asegurarse de que las habitaciones disponen de mosquiteros que impidan la entrada de insectos.

De acuerdo con la información disponible, la OMS no recomienda restricciones al comercio con Cabo Verde ni a los viajes a ese país.