Preparación y respuesta ante emergencias

Fiebre amarilla — Brasil

Brote epidémico
27 de enero de 2017

El 24 de enero de 2017, el Centro Nacional de Enlace para el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) de Brasil proporcionó a la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) información actualizada sobre la situación de la fiebre amarilla en el país. La distribución geográfica de los casos confirmados se está ampliando, y en la actualidad incluye no solo el Estado de Minas Gerais, sino también los de Espíritu Santo y São Paulo. Además, se están investigando seis casos en el Estado de Bahía.

El Estado de Espíritu Santo, que hasta ahora no se consideraba en riesgo de fiebre amarilla, confirmó su primer caso autóctono desde 1940 (un hombre de 44 años del municipio de Ibatiba). En el Estado de São Paulo se han notificado tres casos confirmados mediante pruebas de laboratorio, todos ellos mortales. En el Estado de Minas Gerais, hasta el 24 de enero se habían notificado 404 casos (66 confirmados, 337 sospechosos y 1 descartado), 84 de ellos mortales (37 entre los casos confirmados y 47 entre los sospechosos, lo cual supone una tasa de letalidad del 56% y del 14%, respectivamente). El número total de casos sospechosos y confirmados es el más elevado que se registra en el país desde 2000.

Entre los 66 casos confirmados de Minas Gerais, el 88% son del sexo masculino y el 45% no estaban vacunados contra la fiebre amarilla (se desconoce el estado vacunal del 55% restante).

Por otra parte, se ha notificado un gran número de epizootias en primates no humanos en los Estados de São Paulo (247 epizootias, 3 de ellas confirmadas como fiebre amarilla) y Espíritu Santo (367 epizootias). En este último se han confirmado como fiebre amarilla las epizootias de los municipios de Irupia y Colatina.

Respuesta de salud pública

Las autoridades sanitarias federales, estatales y municipales de Brasil han adoptado varias medidas para hacer frente al brote:

  • Además de las 650 000 dosis de vacuna distribuidas por el país como parte del suministro habitual para el calendario vacunal nacional, en enero de 2017 el Ministerio de Salud envió 4,2 millones de dosis a los Estados de Bahía (400 000), Espíritu Santo (1 millón), Minas Gerais (2,4 millones) y Rio de Janeiro (350 000).
  • Se han iniciado actividades de control de los vectores para eliminar los lugares de cría de Aedes aegypti en los municipios afectados.
  • Se han establecido “salas de situación” en los estados afectados y en el ámbito nacional.
  • El Ministerio de Salud ha creado un portal en la web para informar y aconsejar a la población sobre la situación.

Evaluación del riesgo por la OMS

El aumento del número de casos de fiebre amarilla en el Estado de Minas Gerais, la confirmación de casos en otros dos estados y las epizootias registradas en los estados en los que ha habido casos humanos señalan la propagación geográfica del brote hacia nuevas zonas.

Por el momento no hay pruebas de que Aedes aegypti esté implicado en la transmisión en presente brote, aunque no se puede descartar el riesgo de transmisión urbana de la enfermedad.

Teniendo en cuenta los desplazamientos internos de personas y de monos infectados y la baja cobertura vacunal en zonas que antes no se consideraban en riesgo de transmisión de la fiebre amarilla, es de esperar que se detecten nuevos casos en otros estados del país. También hay riesgo de que las personas infectadas viajen a zonas de Brasil o del extranjero donde haya mosquitos Aedes y se inicien ciclos locales de transmisión de persona a persona. Hasta ahora no se han descrito casos de fiebre amarilla asociados a este brote en los países vecinos.

El brote actual y el aumento de la actividad de la fiebre amarilla en Brasil van más allá de las zonas que en la publicación de la OMS Viajes Internacionales y Salud, 2016 se consideraban en riesgo de transmisión de la enfermedad. Aunque las autoridades nacionales están tomando las medidas apropiadas para contener esta epidemia, es necesario actualizar las recomendaciones a los viajeros con respecto a la vacunación contra la fiebre amarilla.

Las zonas definidas recientemente como zonas con riesgo de transmisión de la fiebre amarilla en Brasil presentan las siguientes diferencias con respecto a la evaluación del riesgo realizada en 2013 (véase más adelante Zonas con riesgo de transmisión de la fiebre amarilla en Brasil, 2013-2017).

  • Estado de Bahía – ampliación de las zonas con riesgo de transmisión de la fiebre amarilla, que incluyen a los siguientes municipios del sur y suroeste del Estado: Alcobaça; Belmonte; Canavieiras; Caravelas; Ilhéus; Itacare; Mucuri; Nova Viçosa; Porto Seguro; Prado; Santa Cruz Cabralia; Una; Urusuca; Almadina; Anage; Arataca; Barra do Chosa; Barro Preto; Belo Campo; Buerarema; Caatiba; Camacan; Candido Sales; Coaraci; CondeUba; Cordeiros; Encruzilhada; Eunapolis; Firmino Alves; Floresta Azul; Guaratinga; Ibicarai; Ibicui; Ibirapua; Itabela; Itabuna; Itagimirim; Itaju do Colonia; Itajuipe; Itamaraju; Itambe; Itanhem; Itape; Itapebi; Itapetinga; Itapitanga; Itarantim; Itororo; Jucurusu; Jussari; Lajedao; Macarani; Maiquinique; Mascote; Medeiros Neto; Nova Canaa; Pau Brasil; Piripa; Planalto; Posoes; Potiragua; Ribeirao do Largo; Santa Cruz da Vitoria; Santa Luzia; São Jose da Vitoria; Teixeira de Freitas; Tremedal; Vereda; Vitoria da Conquista.
  • Estado de Espíritu Santo: con riesgo de transmisión de la fiebre amarilla, exceptuando la zona urbana de Vitoria.
  • Estado de Rio de Janeiro: con riesgo de transmisión de la fiebre amarilla en los siguientes municipios del norte, fronterizos con los Estados de Minas Gerais y Espíritu Santo: Bom Jesus do Itabapoana; Cambuci; Cardoso Moreira; Italva; Itaperuna; Laje do Muriae; Miracema; Natividade; Porciuncula; Santo Antonio de Padua; São Fidelis; São Jose de Uba; Varre-Sai; Campos dos Goytacazes; São Francisco de Itabapoa; São João da Barra.

Esta identificación de nuevas zonas con riesgo de transmisión de la fiebre amarilla representa el primer paso preliminar y precautorio de un proceso dinámico de evaluación del riesgo.

Consejos de la OMS

Entre los consejos a los viajeros que tengan previsto visitar zonas de Brasil con riesgo de transmisión de la fiebre amarilla se encuentran: la vacunación contra la enfermedad al menos 10 días antes del viaje, la observancia de las medidas para evitar las picaduras de mosquitos, el conocimiento de los síntomas y signos de la enfermedad, la búsqueda de atención sanitaria en caso de necesidad durante el viaje y tras el retorno, sobre todo si es a un país donde haya vectores competentes para transmitir la enfermedad.

De conformidad con lo establecido en el anexo 7 del RSI, una dosis única de vacuna es suficiente para lograr una protección de por vida contra la fiebre amarilla. No son necesarias dosis de recuerdo. En caso de que haya motivos médicos para no vacunarse, esto debe ser certificado por las autoridades competentes, de conformidad con lo estipulado en los anexos 6 y 7 del RSI.

Teniendo en cuenta la información actual sobre este evento, la Secretaría de la OMS no recomienda la imposición de restricciones a los viajes a Brasil ni al comercio con ese país.