Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Prevención y control de infecciones en la atención sanitaria a casos confirmados o sospechosos de gripe porcina por A(H1N1)

Pautas provisionales


Elementos clave de la atención sanitaria (Continuación)

  • Evacuación de desechos
    Todo desecho que pudiera estar contaminado por el virus de la gripe porcina A(H1N1) deberá ser tratado como desecho clínico infeccioso (por ejemplo las mascarillas usadas).

  • Vajillas y cubiertos
    Lavar siguiendo el procedimiento habitual, con agua y detergente. Utilizar guantes de goma no estériles.

  • Lavado de ropa de cama y prendas de vestir
    Lavar con arreglo al procedimiento habitual, con agua y detergente; no sacudir la ropa de cama ni las prendas de vestir durante las operaciones previas al lavado. Utilizar guantes de goma no estériles.

  • Limpieza y desinfección de los recintos
    Lavar regularmente con desinfectante las superficies pisadas y/o frecuentemente tocadas (por ejemplo los pomos de las puertas).

  • Equipo de atención al paciente
    Utilizar un equipo diferente para cada enfermo con gripe porcina A(H1N1). Si ello no fuera posible, lavar y desinfectar el equipo antes de utilizarlo con otro paciente.

  • Duración de las precauciones frente a la gripe porcina A(H1N1)
    El tiempo que duren los síntomas.

  • Alta del paciente
    Cuando un afectado por la gripe porcina A(H1N1) reciba el alta médica estando todavía en la fase infecciosa (es decir, mientras estén vigentes las precauciones frente a la infección: véase la Nota 16 supra), se informará a los miembros de la familia sobre las precauciones a adoptar en el hogar.

  • Prioridades de uso de los equipos de protección personal cuando las existencias sean limitadas
    Las mascarillas médicas/quirúrgicas y la higiene de las manos serán prioritarias durante la atención a todos los pacientes con gripe porcina A(H1N1).

  • Controles técnicos en los centros de atención sanitaria
    Siempre que sea posible, los pacientes con gripe porcina A(H1N1) serán hospitalizados en habitaciones individuales adecuadamente ventiladas. Los procedimientos que puedan generar aerosoles humanos se practicarán en espacios bien ventilados.

  • Servicios funerarios
    El personal funerario y los enterradores adoptarán las precauciones habituales; es decir, cumplirán las normas de higiene de las manos y utilizarán un equipo de protección apropiado (bata, guantes y protección facial, si hubiera riesgo de salpicaduras de fluidos/secreciones corporales del paciente al cuerpo o al rostro del operario).

  • Actividades de gestión en los establecimientos sanitarios
    Educación, formación y comunicación de riesgos. Personal y suministros suficientes.

  • Atención sanitaria en el ámbito social
    Se limitará el contacto con el enfermo en la medida de lo posible. Si es inevitable aproximarse a éste, se utilizará la protección más eficaz disponible frente a las gotículas respiratorias, y se observará la higiene de las manos.

Compartir