Directora General

Intercambio de virus gripales, acceso a las vacunas y otros beneficios

Dra. Margaret Chan
Directora General de la Organización Mundial de la Salud

Palabras de apertura de la Reunión Intergubernamental sobre Preparación para una Gripe Pandémica
Ginebra, Suiza
15 de mayo de 2009

Señora Presidenta, distinguidos delegados, señoras y señores,

Seré muy breve. Nuestra reunión se celebra en un momento crítico.

Durante cinco largos años, países de varias partes del mundo han respondido con prontitud ante brotes de gripe aviar H5N1 en animales y casos humanos esporádicos.

Agradezco a los funcionarios de salud, los clínicos y los científicos de todos estos países, así como a los numerosos expertos y laboratorios de distintas partes del mundo, por la diligencia y tenacidad que han demostrado en la vigilancia de este virus.

Actualmente, un virus con gran potencial pandémico, la nueva cepa del virus H1N1 ha surgido de otra fuente en otra parte del mundo. Se ha comprobado rápidamente la facilidad de propagación de este virus entre personas, y de su difusión tanto dentro como fuera de los países inicialmente afectados.

Prevemos que esta pauta de propagación internacional se mantendrá.

Estamos en un momento de gran incertidumbre y también es grande la presión que se ejerce en los gobiernos, los ministerios de salud y la OMS. Por mi parte, considero que mi responsabilidad consiste en velar por que el mundo esté informado, en ajustar nuestras recomendaciones conforme evoluciona la situación y en prever medidas para responder a una variedad de situaciones que podrían plantearse en el futuro.

Se están aplicando muchas medidas fundamentales para mejorar la preparación y mitigar los efectos sanitarios. Como he venido señalando, la OMS y la comunidad internacional deben asignar máxima prioridad a subsanar las deficiencias en la capacidad de respuesta, resistencia y mitigación que afectan a distintos países.

Todos estamos trabajando para conseguirlo.

Afortunadamente, los países con casos confirmados de infección por el virus H1N1 han puesto en marcha medidas enérgicas. Es digno de elogio su intercambio oportuno de virus para realizar evaluaciones y análisis de los riesgos y producir vacunas prototipo. Cada día obtenemos nuevos datos y ya se está perfilando una primera imagen del espectro clínico y las pautas de propagación de esta enfermedad.

Fuera de México, donde hay aspectos del brote que todavía no están suficientemente claros, la enorme mayoría de los casos han sido leves y de resolución espontánea, sin que hayan necesitado tratamiento. Los casos de infecciones graves o mortales se han limitado sobre todo, pero no exclusivamente, a personas que ya padecían afecciones crónicas.

No sabemos si este cuadro en parte tranquilizador se mantendrá. El Dr. Fukuda les informará en detalle sobre la situación actual.

Además de la mutabilidad intrínseca de los virus gripales, otros factores podrían agravar las características actuales de la morbilidad, aunque de maneras que desconocemos por completo.

Permítanme señalar a su atención sólo dos de esos factores.

En primer lugar, los científicos están preocupados por los posibles cambios que podrían registrarse cuando el virus se propague al hemisferio austral y se encuentre con virus humanos que ya están circulando en ese hemisferio, coincidiendo con el comienzo de la temporada normal de la gripe.

En segundo lugar, como todos ustedes saben, el virus H5N1 de la gripe aviar es endémico en las aves de corral de algunas partes del mundo, donde está muy afianzado. Nadie puede predecir cómo influiría una pandemia en el comportamiento de este virus.

Como ya he dicho, estamos reunidos en un momento de crisis que podría tener consecuencias a nivel mundial. Lo que el mundo necesita ahora con más urgencia es información a todos los niveles posibles.

Les deseo que celebren una reunión productiva y fructífera.

Muchas gracias.

Compartir