Directora General

La eliminación de las nuevas infecciones por el VIH en los niños se acerca

Dra. Margaret Chan
Directora General de la Organización Mundial de la Salud

Palabras de apertura en la reunión de alto nivel del UNICEF sobre innovaciones para la eliminación de las nuevas infecciones por el VIH en los niños
Washington D.C., Estados Unidos de América

22 de julio de 2012

Honorables ministros, distinguidos delegados, señoras y señores:

Al fin, después de más de tres décadas de esfuerzos para controlar esta devastadora epidemia, estamos muy cerca de prevalecer sobre el virus.

Durante este tiempo dolorosamente largo hemos aprendido e inventado lo suficiente para dominar la situación.

Por vez primera estamos en posición de detener la epidemia y celebrar su fin.

Pero no debemos desatender la realidad. Los adelantos científicos han creado oportunidades estimulantes para la prevención y el tratamiento, es verdad, pero estas se ven empañadas por las exigencias de la sostenibilidad en un clima de austeridad fiscal en casi todo el mundo.

A la vista de esta realidad, tenemos que tomar decisiones estratégicas basadas en datos científicos, y hemos de apoyarnos en la innovación como nunca antes. Me refiero no solo a la innovación técnica, sino también a la opeativa y programática.

Una de las oportunidades más estimulantes que tenemos —apoyada por un plan mundial, la comprobación de la factibilidad y el compromiso de los dirigentes mundiales— consiste en lograr que de aquí a 2015 todos los niños que nazcan en el mundo estén exentos de la infección por el VIH.

Las innovaciones técnicas para conseguirlo, propuestas por la OMS, son opciones para introducir las pautas terapéuticas mejores y más adecuadas con el fin de prevenir la transmisión del virus.

La costoeficacia inmediata y los ahorros a largo plazo son las consideraciones en que deben basarse las opciones de política.

También se debe incluir la factibilidad operativa.

¿Cuál es la forma más sencilla de lograr los objetivos sin aumentar las exigencias que sobrellevan los programas y el personal, como son las relativas a los sistemas de compras y gestión de los inventarios o el aumento de la complejidad de las prescripciones?

Lo que más me levanta el anímo es el otro objetivo que se está considerando.

Es decir, administrar a las embarazadas el tratamiento supresor triple más idóneo para su propia salud, y no solo los medicamentos mínimos para prevenir la transmisión a sus hijos.

Esto equivale a recetarle los mejores medicamentos, al margen del número de linfocitos CD4 que tenga, para que los tome de por vida.

La epidemia de sida siempre ha exigido a la comunidad internacional hacer lo correcto. Al considerar las innovaciones que ayuden a eliminar la infección de los niños, volvemos a tener la opción técnica de actuar como se espera de nosotros.

Muchas gracias.

Compartir