Directora General

Discurso de la Directora General de la OMS en una reunión sin precedentes sobre las enfermedades tropicales desatendidas

Dra. Margaret Chan
Directora General de la Organización Mundial de la Salud

Intervención en la reunión Unámonos para luchar contra las enfermedades tropicales desatendidas: acabemos con la desatención y alcancemos los objetivos para 2020
Londres, Reino Unido

30 de enero de 2012

Señoras y señores,

El mensaje de la presente reunión es de aliento.

En una época de graves dificultades económicas todavía es posible fijar metas ambiciosas a la lucha contra las enfermedades, obtener compromisos sin precedentes y acelerar las medidas para alcanzar esas metas.

Este mensaje es el más alentador que se puede enviar a los beneficiarios: los mil millones de personas más pobres, gente con escasa notoriedad y aún menos influencia política.

Durante décadas la OMS ha sido el paladín de estas personas y ha trabajado constantemente para mejorar su vida. Este liderazgo, apoyado por la labor de los asociados, los investigadores y las donaciones de la industria, ha cambiado el panorama de las enfermedades tropicales desatendidas.

Antes se consideraban compañeras inevitables de la pobreza, pero ahora muchas de ellas están siendo sometidas con impresionante rapidez.

La semana pasada la OMS presentó una hoja de ruta para acelerar los trabajos destinados a vencer estas enfermedades. Las metas establecidas son ambiciosas, pero factibles, y se basan en los mejores conocimientos científicos existentes, así como en los impresionantes resultados que se han obtenido en las condiciones más difíciles.

Con el impulso recibido hoy, confío en que la mayoría de estas enfermedades que nos acompañan hace mucho podrán eliminarse o controlarse hacia finales de la presente década.

Las estrategias que se describen en la hoja de ruta de la OMS han sido puestas a prueba y se ha demostrado su eficacia. Os aseguro que la OMS sabe cómo poner en práctica estos compromisos de forma que den resultados.

La hoja de ruta se basa en dos planteamientos generales que se han abordado hoy.

Por una parte, la utilización de los medios ya disponibles, aumentando al máximo su impacto con una gestión inteligente de los programas. Por otra, la innovación para mejorar o replantear los instrumentos existentes y crear otros mejores.

Sabemos que los programas de eliminación o erradicación de enfermedades que hacen hincapié en la innovación son los que tienen más probabilidades de éxito. Eso es lo que todos queremos: éxito a la hora de aliviar el sufrimiento de más de mil millones de personas.

Los réditos serán enormes.

Muchas gracias.

Compartir