Diabetes

Qué es la diabetes


Estados intermedios de hiperglucemia

Descripción

La glucemia de ayuno anormal y la tolerancia anormal a la glucosa se consideran etapas progresivas del mismo proceso morboso, y se ha demostrado que el tratamiento (mediante dieta, ejercicio y cambios en el modo de vida) en fase temprana impide la progresión. Como no todos los pacientes que presentan la tolerancia anormal a la glucosa tienen glucosa de ayuno anormal, se consideran categorías separadas. Asimismo, las consecuencias de ambos trastornos son ligeramente diferentes.

La glucemia de ayuno anormal es una situación en que la concentración de glucosa en la sangre (o el plasma) es mayor de lo normal en ayunas, pero no llega a alcanzar los límites para considerarla diabetes.

La tolerancia anormal a la glucosa es una situación en que la concentración de glucosa en la sangre (o el plasma) a las 2 horas de haber administrado una carga de 75 g de glucosa oral es mayor de lo normal, pero no llega a alcanzar los límites para considerarla diabetes.

Cuadro clínico

Estas personas por lo general no presentan síntomas y el diagnóstico se efectúa porque se les practicó una prueba a pedido del paciente o porque este encaja en una categoría de alto riesgo.

Diagnóstico

  • Tolerancia anormal a la glucosa: glucosa plasmática en ayunas ≥6,1 mmol/L (110 mg/dL) y <7 mmol/L (126 mg/dL), según los criterios de la OMS de 1999. (La Asociación Estadounidense contra la Diabetes ha elegido un valor de corte más bajo, de 5,6 mmol/L o 100 mg/dL).
  • Glucosa de ayuno anormal: glucosa plasmática en ayuno (si se puede practicar) <7,0 mmol/L (126 mg/dL) Y ADEMÁS glucosa plasmática a las 2 horas de haber bebido una solución con 75 g de glucosa de ≥7,8 mmol/L (140 mg/dL) y <11,1 mmol/L (200 mg/dL).

Tratamiento

  • Las modificaciones del modo de vida (dieta, actividad física, baja de peso) son los pilares del tratamiento, aunque a veces se dan medicamentos.
  • Estudios de población extensos realizados hace poco en China, los Estados Unidos y Finlandia han revelado la factibilidad de prevenir o posponer la aparición de la diabetes en personas con sobrepeso e intolerancia leve a la glucosa.
  • Los estudios indican que incluso una baja moderada de peso y tan solo media hora de caminata al día pueden reducir a más de la mitad la incidencia de diabetes.
Compartir