Discapacidades y rehabilitación

Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad

La Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad entró en vigor el 3 de mayo de 2008. En la Convención se esbozan los derechos civiles, culturales, políticos, sociales y económicos de las personas con discapacidad. Los Estados Miembros que han suscrito la Convención convienen en promover, proteger y garantizar el disfrute pleno y equitativo de los derechos humanos y las libertades fundamentales por las personas con discapacidad, así como el respeto sistemático de su dignidad inherente.

La OMS celebra este tratado histórico de derechos humanos, que constituye una referencia moral para la acción a nivel nacional e internacional y sustenta la labor que lleva a cabo la OMS en el ámbito de la discapacidad. Por ejemplo:

  • La OMS participa en el Grupo de Apoyo Interinstitucional de las Naciones Unidas encargado de promover y aplicar la Convención;
  • el 9 de junio de 2011, la OMS publicó el Informe mundial sobre la discapacidad, en el que se ofrecen datos de investigaciones y se resaltan las prioridades que hay que abordar para hacer efectiva la Convención;
  • la OMS ha establecido un grupo de trabajo especial sobre la discapacidad para asegurar que la propia Organización sea accesible a las personas con discapacidad, y tiene en cuenta los derechos de las personas con discapacidad en sus programas técnicos.

Numerosos artículos de la Convención son pertinentes para el mandato de la OMS, y muchos departamentos de la Organización trabajan para promover los derechos humanos de las personas con discapacidad. Asimismo, la OMS brinda apoyo al Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que recibe informes de los Estados Miembros sobre las medidas que adoptan para promover los derechos y la igualdad de las personas con discapacidad, y colabora con las organizaciones de las personas con discapacidad y otras partes interesadas para hacer efectiva la Convención.

Compartir