Biblioteca electrónica de documentación científica sobre medidas nutricionales (eLENA)

Momento óptimo de pinzamiento del cordón umbilical para prevenir la anemia ferropénica en lactantes

Cuando nace, el niño sigue unido a la madre por el cordón umbilical, que forma parte de la placenta. Normalmente, el niño se separa de la placenta pinzando y cortando el cordón umbilical.

El pinzamiento y corte precoz del cordón umbilical es el que se realiza, generalmente, en los primeros 60 segundos tras el parto, en tanto que el pinzamiento y corte tardío es el que se realiza transcurrido al menos un minuto desde el parto o cuando han cesado las pulsaciones del cordón.

Retrasando el pinzamiento del cordón se consigue mantener el flujo sanguíneo entre la placenta y el recién nacido, y eso puede mejorar la dotación de hierro del niño incluso hasta los seis meses de vida. Este efecto puede ser especialmente importante para los lactantes que viven en entornos con pocos recursos, en los que hay un menor acceso a alimentos ricos en hierro.

Recomendaciones de la OMS

Se recomienda el pinzamiento y corte tardío del cordón umbilical (aproximadamente entre uno y tres minutos después de dar a luz) en todos los nacimientos, al tiempo que se inician simultáneamente los cuidados básicos del recién nacido.

No se recomienda el pinzamiento y corte precoz del cordón umbilical (menos de un minuto después del nacimiento), salvo que el recién nacido sufra hipoxia y deba ser trasladado de inmediato para su reanimación.

Documentos de la OMS


Directrices aprobadas por el Comité de Examen de Directrices

Pruebas científicas


 

Compartir

Última actualización:

23 de febrero de 2015 10:13 CET

Intervención de categoría 1

El Comité de Examen de Directrices de la OMS ha aprobado recientemente directrices al respecto.

Ejecución

La base de datos mundial sobre la ejecución de intervenciones nutricionales (GINA) contiene políticas, estrategias, planes de acción y disposiciones legislativas en materia de nutrición del mundo entero.