Biblioteca electrónica de documentación científica sobre medidas nutricionales (eLENA)

Reducir el impacto de la promoción de alimentos y bebidas no alcohólicas en los niños

Los niños obesos y con sobrepeso tienen un mayor riesgo de padecer problemas de salud graves, como diabetes de tipo 2, tensión arterial alta, asma y otros problemas respiratorios, trastornos del sueño y enfermedad hepática. También pueden sufrir repercusiones psicológicas, como baja autoestima, depresión y aislamiento social. La obesidad infantil también aumenta el riesgo de obesidad, enfermedades no transmisibles, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta.

Los niños de todo el mundo son objeto de la publicidad y otras técnicas de promoción de alimentos y bebidas, que influyen en sus preferencias alimentarias, sus peticiones de compra y sus pautas de consumo. Una buena parte de esta mercadotecnia corresponde a productos con un alto contenido de grasas, azúcares o sal.

La OMS ha elaborado un conjunto de 12 recomendaciones, aprobadas por la Asamblea Mundial de la Salud, cuya finalidad es reducir las consecuencias de la mercadotecnia de alimentos ricos en grasas saturadas, ácidos grasos trans, azúcares libres o sal.

Documentos de la OMS


Directrices aprobadas por el Comité de Examen de Directrices

Estado: no hay directrices disponibles actualmente

Otros documentos de orientación

Compartir

Última actualización:

12 de mayo de 2014 10:30 CEST

Intervención de categoría 1

Se han realizado abundantes investigaciones y el Comité de Examen de Directrices de la OMS ha aprobado unas directrices recientemente