Emergencias

Respuesta mundial al brote del virus de Zika

Actualizado el 15 de julio de 2016

La OMS/OPS y sus asociados han presentado su respuesta estratégica al virus de Zika, que concederá mayor importancia a la prevención y el tratamiento de las complicaciones para la salud que causa la infección.

De acuerdo con el presupuesto actual, se necesitan US$ 122,1 millones para ejecutar con eficacia el plan de respuesta estratégica a este virus entre julio de 2016 y diciembre de 2017.

En el plan de respuesta se definen 4 objetivos principales para ayudar a los gobiernos de los países y a las comunidades a prevenir y tratar las complicaciones de la infección por el virus de Zika y para paliar sus consecuencias socioeconómicas:

  • Detección
  • Prevención
  • Atención y apoyo
  • Investigación

Uno de los pilares del plan de respuesta estratégica consiste en ampliar la capacidad de los sistemas sanitarios de los países afectados. La propagación del virus de Zika tendrá consecuencias a largo plazo para las familias, las comunidades y los países, cuyos sistemas de salud se enfrentarán en los años venideros al difícil reto de tratar a los niños que nazcan con estas complicaciones.

La estrategia también se centra en comunicar los riesgos para las mujeres en edad fértil, las embarazadas, sus parejas, sus familias y las comunidades. Para reforzar la prevención será fundamental que todas ellas tengan la información que necesitan para su propia protección.

Los otros elementos de la estrategia son la lucha antivectorial integrada, la orientación sobre salud sexual y reproductiva y la educación sanitaria, y la atención sanitaria en el contexto social y jurídico de cada país donde se esté transmitiendo el virus.

El plan subraya varias características específicas del brote de esta infección que obligan a responder y prestar apoyo de forma colaborativa en todo el mundo:

  • el riesgo de propagación internacional del virus de Zika, habida cuenta de la amplia distribución de los mosquitos Aedes que lo transmiten;
  • la falta de inmunidad en la población que vive en zonas donde el virus está circulando por primera vez, que permite que se pueda propagar rápidamente;
  • la falta de vacunas, tratamientos específicos y pruebas de diagnóstico rápido;
  • las desigualdades en el acceso al saneamiento, la información y los servicios sanitarios en las zonas afectadas.

Este plan sirve de base para que la OMS se coordine y colabore con sus asociados para ayudar en la mayor medida posible a que los países estén preparados y sean capaces de responder al brote.

Información y recursos de la OMS disponibles en español sobre la enfermedad por el virus de Zika y la microcefalia