Irlanda aspira a ser un país sin tabaco en 2025

El Ministro de Salud irlandés, el Dr. James Reilly, presentó el pasado 3 de octubre la nueva política nacional de control del tabaco, Tobacco Free Ireland (Una Irlanda sin Tabaco), que busca situar por debajo del 5 % el porcentaje de la población fumadora en 2025 (actualmente son fumadores habituales el 22 % de los mayores de 15 años). El texto incluye unas 60 recomendaciones, con el propósito general de desnormalizar el tabaco en la sociedad irlandesa. Como afirma el ministro en el prólogo del texto: «Los datos internacionales muestran que las estrategias más eficaces de control del tabaco tienen un enfoque multidimensional. Una Irlanda sin Tabaco presenta un conjunto de medidas basadas en esos datos».

En concreto, la política establece medidas para:

• proteger a los niños de los efectos nocivos del tabaco;
• regular y legislar en materia de actividades y productos del tabaco y garantizar el cumplimiento de la normativa;
• educar a los ciudadanos sobre los peligros del tabaco;
• ayudar a los fumadores a dejarlo.

En la presentación de la política, el Dr. Reilly afirmó que «hacer de Irlanda un país sin tabaco en doce años es un reto extraordinario, pero podemos lograrlo si trabajamos juntos para desnormalizar el consumo de tabaco entre los jóvenes», y añadió que «proteger a los niños contra los efectos nocivos del tabaco es el objetivo fundamental» de esa política.

El Dr. Haik Nikogosian, Jefe de la Secretaría del Convenio, que asistió a la presentación, señaló que el plan era un «ejemplo audaz» del «firme liderazgo» de Irlanda desde hace años en el control del tabaco.

Compartir