Ebola
Entretanto, la OMS informaba a las comunidades locales acerca de la fiebre de Ébola. Los trabajadores comunitarios hablaban de la enfermedad con la población local y alentaban a ésta a adoptar las precauciones necesarias para contener el brote. Se preconizaba la adopción de medidas sencillas tales como quedarse en casa y no asistir a reuniones si uno se sentía enfermo.