Algunos aspectos destacados de la 58ª Asamblea Mundial de la Salud

26 de mayo de 2005

Nuevas normas contra la propagación internacional de enfermedades

Uno de los aspectos más destacados de la Asamblea Mundial de la Salud de este año ha sido la aprobación de un nuevo Reglamento Sanitario Internacional para gestionar las emergencias de salud pública de interés internacional. Las nuevas normas tienen por objeto "prevenir la propagación internacional de enfermedades, proteger contra esa propagación, controlarla y darle una respuesta de salud pública". El brote de SRAS de 2003 y otros brotes más recientes de gripe aviar han resaltado la necesidad de nuevas normas que regulen las funciones de los países y de la OMS en la detección de las emergencias de salud y la respuesta a las mismas.

Acción sanitaria en las crisis

La Asamblea Mundial de la Salud adoptó una resolución que exhorta a la comunidad internacional a mantener su apoyo a las zonas en crisis, especialmente a las afectadas por el maremoto de diciembre de 2004. La resolución también pide a la OMS que intensifique su apoyo a las personas que viven en las zonas afectadas, centrándose en los sistemas de vigilancia de las enfermedades, el acceso a agua salubre, el saneamiento y la atención sanitaria, incluida la salud mental. Más de 30 países de todo el mundo están afrontando actualmente graves crisis, a menudo de muchos años.

Malaria

La malaria causa más de un millón de muertes prevenibles cada año, principalmente entre los niños pequeños del África subsahariana. A fin de reducir esa carga mundial y de conseguir que sobrevivan más niños, la Asamblea de la Salud adoptó una resolución en la que se exhorta a la OMS y a sus asociados a intensificar su apoyo a los países para asegurar que se alcancen las metas de control de la malaria acordadas internacionalmente. En la resolución también se pide a la OMS que estudie la posibilidad de realizar compras a granel de mosquiteros tratados con insecticida y de medicamentos antimaláricos.

Preparación y respuesta ante una pandemia de gripe

La Asamblea Mundial de la Salud adoptó una resolución en la que se insta a los países a desarrollar y aplicar planes nacionales de preparación y respuesta ante una pandemia de gripe. Ello requiere una mejor vigilancia, para poder detectar y responder tempranamente a la pandemia. La resolución también exhorta a la OMS a colaborar con otros asociados para reducir la escasez mundial de vacunas contra la gripe.

Visión y Estrategia Mundial de Inmunización

La Asamblea Mundial de la Salud acogió con sartisfacción la Visión y Estrategia Mundial de Inmunización (GIVS), una estrategia de diez años destinada a combatir las enfermedades prevenibles mediante vacunación, que actualmente matan a más de dos millones de personas cada año. La GIVS pretende inmunizar a un mayor número de personas contra un mayor número de enfermedades, introducir varias vacunas y tecnologías hasta hace poco inexistentes, y llevar a cabo más intervenciones, como el suministro de mosquiteros y de vitamina A, coincidiendo con la inmunización.

Mejorar la vida de las personas con discapacidades

Otro logro importante de la Asamblea Mundial de la Salud fue la adopción de una resolución que podría mejorar sustancialmente la vida de unes 600 millones de personas discapacitadas. La resolución exhorta a los países a promover los derechos y la dignidad de las personas con discapacidades; apoyar los servicios de rehabilitación basados en la comunidad; e incluir un componente de discapacidad en las políticas y los programas de salud nacionales. También insta a la OMS a que elabore un informe mundial sobre la discapacidad y la rehabilitación basado en la mejor evidencia disponible.

Prevención y control del cáncer

En respuesta al aumento de la incidencia del cáncer en todo el mundo, la Asamblea de la Salud adoptó una resolución en la que se exhorta a mejorar las medidas de prevención, detección precoz y tratamiento del cáncer, así como a aumentar la atención paliativa, en todos los Estados Miembros. La OMS preparará una estrategia de prevención y control del cáncer que ayudará los países a hacer frente a esta crisis sanitaria que no cesa de agravarse, lo cual representa una nueva e importante iniciativa para la OMS.

Uso nocivo del alcohol

Los hábitos de consumo de alcohol, el incremento de las tasas de consumo y la afición a beber en exceso, sobre todo entre los jóvenes, son algunos de los factores que han convertido el uso nocivo del alcohol en uno de los principales riesgos para la salud. El alcohol provoca hoy día un 4% de la carga mundial de morbilidad como factor causal en más de 60 enfermedades, como las enfermedades cardiovasculares, los trastornos mentales y los traumatismos causados por el tránsito. En respuesta a ello, la Asamblea Mundial de la Salud adoptó una resolución en la que se ordena a la OMS que examine los problemas de salud pública causados por el consumo nocivo del alcohol.

ENLACES RELACIONADOS

Compartir