Organización Mundial de la Salud

El viaje de la sangre: de una vida a otra

Reactivos utilizados para determinar el grupo sanguíneo.
OMS

FOTO 4

Garantizar la seguridad de los suministros de sangre es esencial tras la epidemia de VIH/SIDA. La sangre donada se analiza para determinar el grupo sanguíneo y detectar infecciones como el VIH, la hepatitis B y C y la sífilis. En los países en los que el paludismo o la enfermedad de Chagas son comunes, también puede analizarse en busca de esas afecciones. Se ha comprobado que un donante voluntario regular es una fuente de sangre más segura que las personas que donan a sus familiares o a cambio de una remuneración.

© OMS. Reservados todos los derechos