Organización Mundial de la Salud

El viaje de la sangre: de una vida a otra

FOTO 5

La sangre es un tejido vivo. Una vez donada hay que conservarla en refrigeradores especiales antes de utilizarse. Para evitar que se coagule se utilizan varios productos químicos, conservantes no tóxicos para los glóbulos y los equipos de almacenamiento más nuevos para aumentar el tiempo de conservación de la sangre y los hemocomponentes. De esta manera la sangre donada puede almacenarse y transportarse en condiciones de seguridad.

© OMS. Reservados todos los derechos