Organización Mundial de la Salud

Seis millones de personas vacunadas contra la fiebre amarilla en Malí

Dos agentes de salud introducen vacunas en un contenedor isotérmico.
OMS/Gregory Hartl

Las vacunas se introducen en contenedores isotérmicos y se envían a los centros de salud regionales, desde donde se hacen llegar a los dispensarios locales y de distrito. Como es frecuente que no haya electricidad, se utiliza gas para hacer funcionar los frigoríficos y proteger así las vacunas del calor.

© OMS. Reservados todos los derechos