Pakistán: reconstrucción de los servicios de salud tras el terremoto

Noviembre 2008

Un hombre lleva a su hijo herido al hospital tras el terremoto del Pakistán.
OMS Pakistán/ERRA

El 29 de octubre de 2008, mientras miles de personas dormían en sus casas de adobe, un poderoso terremoto golpeó con fuerza devastadora la provincia de Baluchistán, al sudoeste del Pakistán. Los tejados se hundieron y los habitantes se vieron sorprendidos en pleno sueño por la caída de paredes y otros escombros.

El terremoto, de 6,4 grados de magnitud, sembró la destrucción en el noreste de Quetta, capital de Baluchistán. Al menos 166 personas murieron y 357 resultaron heridas, según datos del Gobierno.

Gracias a la experiencia adquirida con el terremoto de 2005, que causó decenas de miles de víctimas mortales en el montañoso norte del país, la OMS y sus asociados supieron reaccionar con rapidez a la situación en Baluchistán. Este relato fotográfico ilustra el trabajo colectivo de los organismos de ayuda y las autoridades pakistaníes para prestar a los supervivientes atención sanitaria, tanto urgente como a largo plazo.

Reportaje fotográfico

ENLACES CONEXOS

Campañas mundiales de salud pública

Recursos de la OMS