Los hospitales seguros salvan vidas y prestan asistencia tras las catástrofes


16 de julio de 2008

En mayo de 2008, el ciclón Nargis de Myanmar y el terremoto de grado 8,0 de China causaron gran número de víctimas y destruyeron numerosos centros sanitarios, dificultando la atención sanitaria posterior y planteando cuestiones sobre la mejor forma de reconstruir la infraestructura sanitaria.

Estas tragedias ponen de relieve una vez más la necesidad de que los centros sanitarios estén diseñados y construidos para resistir a los desastres, de modo que puedan proteger a los pacientes y a los trabajadores sanitarios y seguir prestando sus servicios.

OMS/Arturo Pesigan
En China se crearon centros sanitarios temporales para los supervivientes.

"Los hospitales son los edificios más importantes en una comunidad", ha dicho el ingeniero Tony Gibbs, experto en resistencia de los centros sanitarios y miembro del equipo de la OMS desplazado a China en junio. "Sus servicios son esenciales inmediatamente después de una catástrofe natural como un terremoto, un huracán, un ciclón o una erupción volcánica."

La OMS defiende el concepto de hospital seguro en todo el mundo. La Campaña Mundial de Reducción de Desastres 2008-2009, que tiene por lema Hospitales seguros frente a los desastres: reducir el riesgo, proteger las instalaciones de salud, salvar vidas, está dando a conocer la necesidad de proteger a los hospitales, centros de salud rurales y otros centros sanitarios de los efectos de los desastres. La OMS está organizando una campaña en colaboración con el Banco Mundial y la Estrategia Internacional de las Naciones Unidas para la Reducción de los Desastres.


Los hospitales, los dispensarios y otras infraestructuras del sistema de salud de muchos países son vulnerables a los desastres. La construcción es mala, a pesar de que los hospitales han sufrido repetidamente derrumbamientos y otros accidentes que han provocado lesiones a los pacientes y al personal sanitario, y detenido la prestación de servicios a los supervivientes.

Se pueden tomar medidas para garantizar que los centros sanitarios resistan terremotos y ciclones. Los costos de construcción de edificios a prueba de estos desastres son pequeños si las medidas de seguridad apropiadas se toman en la fase de diseño. «El hospital más caro es el vulnerable a las catástrofes», añadió el Sr. Gibbs.

En Bangladesh, donde son frecuentes los ciclones, los dispensarios, los refugios y otros centros de emergencia se han construido sobre columnas o en terrenos elevados para que puedan resistir las grandes mareas, las inundaciones y los vientos fuertes. En Japón y Chile, donde los terremotos han causado innumerables daños en el pasado, los hospitales se construyen ahora con técnicas de "aislamiento de la base" que absorben las ondas sísmicas.

Es imprescindible que las comunidades y los gobiernos tomen conciencia de la necesidad de disponer de centros sanitarios resistentes. Después, para identificar las deficiencias se necesita un detallado proceso de diseño que incluya evaluaciones independientes de los planes arquitectónicos y de construcción. Hay que respetar las reglas de construcción en general y de construcción antisísmica en particular.

OMS/Chris Black
El terremoto de 2005 destruyó gran cantidad de centros sanitarios en Pakistán.

La OMS proporciona orientaciones sobre los programas de preparación de los hospitales, los planes de respuesta a las emergencias y los sistemas de gestión de los incidentes con gran número de víctimas, que son elementos esenciales para que los centros sanitarios puedan gestionar los riesgos internos y externos y garantizar su funcionamiento tras las catástrofes.

El ciclón Nargis dañó o destruyó cerca de la mitad de los centros sanitarios existentes en el sur de Myanmar. En algunas regiones se perdieron casi todos los centros sanitarios, por lo que miles de supervivientes se quedaron sin acceso inmediato a asistencia sanitaria. La OMS y sus asociados lanzaron un plan de acción conjunto para "reforzar y reparar los sistemas" y crear capacidades de preparación ante los desastres.

Un equipo de la OMS formado por cinco personas, entre ellas el Sr. Gibbs, visitó los centros sanitarios de la provincia china de Sichuan, donde se localizó el epicentro del terremoto. Muchos hospitales estaban dañados o destruidos, por lo que miles de pacientes tuvieron que ser trasladados a otras zonas. Muchas estructuras tenían daños irreparables, pero otras seguían de pie porque habían sido bien diseñadas y construidas. El equipo asesoró a las autoridades chinas sobre el desalojo de algunos centros sanitarios dañados, el reforzamiento o modernización de otros y el diseño y construcción de nuevos centros.

"Ha sido una oportunidad para la colaboración entre la OMS y China en temas fundamentales relacionados con la iniciativa sobre la seguridad de los hospitales", ha dicho el Dr. Eric Laroche, Subdirector General de la OMS para Acción Sanitaria en las Crisis. "Estoy convencido de que las autoridades chinas reconstruirán su infraestructura sanitaria teniendo en mente el concepto de hospitales seguros."

Enlaces conexos

Compartir