Satisfacer las variadas necesidades sanitarias de Haití

Febrero de 2010

Varias mujeres descansan afuera de un hospital para personas mayores que se derrumbó tras el terremoto de Haití
Foto ONU/Marco Dormino

Transcurrido más de un mes desde que el terremoto del 12 de enero arrasara Haití, más de 300 000 personas siguen padeciendo a consecuencia de las heridas y alrededor de un millón viven en asentamiento temporales o con familias anfitrionas tras haber perdido sus hogares.

A raíz del temblor, la necesidad más apremiante era rescatar supervivientes y brindar atención de urgencia a las personas con traumatismos graves, entre las cuales hubo centenares que debieron sufrir amputaciones. También era decisivo lograr el acceso irrestricto a los medicamentos y brindar asistencia básica de urgencias y atención secundaria.

Pero en este momento las necesidades sanitarias han cambiado. La atención se centra ahora en la asistencia postoperatoria, la rehabilitación de las personas con discapacidades y traumatismos, y la prestación de servicios sanitarios básicos, como la atención maternoinfantil y de salud mental, el control de las enfermedades crónicas y la reanudación de los programas de vacunación. Controlar las enfermedades y contar con agua limpia antes de que llegue la temporada de lluvias y la de huracanes son también necesidades críticas de cientos de miles de personas que viven en albergues temporales. El mejoramiento de la coordinación de los asociados en el ámbito sanitario y la obtención de medicamentos y otros suministros tienen también una importancia capital para la respuesta del sector de la salud y la recuperación del país.

Para atender estas necesidades durante los próximos 12 meses, el 18 de febrero la comunidad de la ayuda humanitaria emitió un llamamiento urgente modificado. La OMS y sus aliados están tratando de reunir más de US$ 100 millones para realizar proyectos con miras a satisfacer estas necesidades.

Relato fotográfico

Enlaces conexos

Campañas mundiales de salud pública

Recursos de la OMS